10 trucos para ir a museos con niños

Recuerdo que la primera vez que llevamos a Martina a un museo no fue en Madrid si no en Estocolmo. Era el Spårvägsmuseet (museo de los transportes) y Martina apenas tenía 20 meses. Tenían muchísimos coches de bomberos, ambulancia y policía de distintas épocas, autobuses, vagones de trenes y todo tipo de vehículos en los que además te podías subir sin problema, pero lo que de verdad lo hacía un museo “kid friendly” eran detalles como una zona de actividades para niños con un tren BRIO precioso, legos, dibujos de medios de transporte para colorea, y un tren en diminuto que daba vueltas por todo el museo y en el que los niños se subían felices, claro! (un poco del estilo del “Tren del jardín” del Museo del Ferrocarril).

Sobra decir que nos encantó. Estaba lleno de familias, los niños aprendían interesados y todo el personal se mostraba súper amable con ellos, algo en lo que por aquí nos tenemos que poner un poco las pilas, la verdad…

Viviendo en Madrid, las opciones de ocio se multiplican y tenemos la suerte de tener muchos museos  a nuestro alcance, y muchos de ellos con zonas pensadas especialmente para los niños como el MUNCYT, o con actividades para ellos como el Museo Sorolla o el Museo Thyssen. Pero si nunca os habéis pasado por ninguno de ellos en familia por miedo a que no estén muy adaptados para ellos, aquí van unos trucos que a mí me han ido bien para iniciarlas en este tipo de visitas culturales.

museos-con-ninos-madrid

1. Empezad por un museo que sea accesible e interesante para ellos pero en el que puedan aprender algunas reglas básicas como no correr, no gritar, no tocar. Justo en el centro de Madrid está la “Casa-museo del ratoncito Pérez”, perfecto para empezar.

2. Sin sueño, sed, ni hambre. Normalmente siempre llevamos snacks en el bolso, pero ups! en los museos no se puede comer, y a veces ni si quiera beber así que para mayor disfrute, es mejor asegurarse de que han bebido, comido y descansado lo suficiente antes de mostrarles las maravillas del arte, por que de otro modo nos van a odiar, y mucho.

3. Explicad las reglas antes de entrar. La primera exposición “seria” de Martina fue la de Dalí en el Museo Reina Sofía. Apenas tenía 2 años y medio y todos los guardas de seguridad nos miraban como si fuéramos delincuentes pero con un poco de paciencia, y explicándole por qué esos cuadros eran tan importantes y por eso no podía tocarlos, conseguimos ver casi todos, algunos cuadros, salir del museo sin ser arrestadas.

4. Llamad antes de entrar. Muchos museos tienen actividades específicas para niños aunque las exposiciones sean para adultos, como por ejemplo el Museo del Prado y su “juego de pistas” en el que entregan un mapa con pegatinas a los niños que quieran hacer el itinerario. Muchas veces no nos enteramos de las cosas guays por no preguntar! Por otro lado, si no tienen ningún material específico para ellos pero las familias empezamos a reclamarlo, quizá se empiecen a plantear ofrecerlo 😉

5. Llevad vuestro propio kit de arte. Con Julieta aún no me lo planteo, pero a Martina le encanta sentarse en mitad de la sala y haced una interpretación de su cuadro favorito, así que un block y algunas ceras son imprescindibles. Alguna vez nos han mirado con cara de “Qué creéis que estáis haciendo?” pero A) no creo que sea nada malo ni molestemos a nadie y B) quizá ese gesto les haga ser más conscientes de que los niños tienen el mismo derecho a acceder a los museos que los adultos.

6. Jugad con los cuadros. El objetivo es que disfruten y se queden con algún detalle de lo que están viendo, y jugando es como mejor aprenden. A nosotras nos gusta jugar a encontrar algo en la sala (¿Quien lleva sombrero? ¿En qué cuadro hay pájaros?) o a hablar de lo que nos transmite, como en nuestra última exposición, “Vogue like a painting”, cuando Martina comentó sobre la foto de Lily Cole en la escalera de caracol que parecía Rapunzzel en su torre.

museos-con-ninos-madrid

7. No pretendáis ver todas las salas, ni todos los cuadros. Cuando el verano pasado fuimos a ver la exposición de “Mitos del Pop” en el Thyssen, Martina sólo iba a ver los cuadros que llamaban más su atención como “Look Mickey” de Roy Licktenstein. El resto de la exposición fuimos deprisa y corriendo detrás de ella, intentando ver de refilón alguno más.

8. Estad atentos a las exhibiciones temporales. Durante unas semanas hubo una exposición sobre Mafalda en el espacio cultural MIRA de Pozuelo que estoy segura hubiera encantado a Martina, pero nos enteramos tarde y al final se nos pasó… Muchas veces los espacios más pequeños son los que más facilidades ponen para ir con niños, así que merece la pena tenerles en cuenta aunque haya que desplazarse en coche.

9. Mezclad experiencias. “Vamos a un museo” puede no sonar muy interesante de primeras pero “Vamos a un museo y a merendar tortitas” suena mucho mejor! Es muy probable que al principio sólo se interesen por la segunda parte del plan, pero seguro que si les invitáis a explorar con vosotros, en seguida se unen al juego del arte.

10. Seguid en casa. Si algún cuadro/autor les ha maravillado especialmente o si muestran interés p0r saber más, es el momento de quedar con San Google en casa y poder descubrir mucho más sobre el tema, pintando, haciendo algún collage, o leyendo alguno de estos libros sobre arte.

+1. Si sois usuarios de Instagram y os gusta compartir vuestras fotos, podéis seguir el perfil de @rockthatmuseumkid y etiquetad vuestras fotos con #rockthatmuseumkid. Hay fotos realmente bonitas!

¿Tenéis algún truco más? Sería genial poder ampliar la lista!  ¿Cuáles son vuestros museos favoritos para ir con niños? ¿Vais con ellos a exposiciones para adultos?

Anuncios

10 imprescindibles para recorrer la ciudad con niños

No es ningún secreto que a la mínima nos escapamos a recorrer la ciudad en busca de aventuras. A mí siempre me ha encantado descubrir nuevos rincones, y las niñas han heredado mi espíritu “callejero”, así que salir con ellas es muy fácil.

También es verdad que no vivimos muy lejos del centro y tenemos bus y metro al lado de casa que en poco tiempo nos dejan en cualquiera de nuestros barrios favoritos de Madrid. Con el tiempo he ido cogiendo práctica a la hora de hacer “la bolsa” para pasar fuera de casa prácticamente todo el día y estar preparada para casi cualquier contratiempo y como es algo que me preguntáis mucho, hoy os cuento mis imprescindibles.

babymoov-bolso-maternal

El bolso que llevamos es el Essential bag de Babymoov. Un bolso grande, resistente, que cabe todo lo que necesitamos y que gracias a Babymoov hemos tenido la suerte de probar y jubilar el bolso diminuto y cero práctico que teníamos hasta hace nada.

Lo que más me gusta es la cantidad de compartimentos que tiene, por que me resulta muy fácil adjudicar algo concreto a cada bolsillo, memorizarlo y echar mano de ello sabiendo perfectamente donde está, en vez de revolver en un bolso enorme sin fondo.

babymoov-bolso-maternal

Como es tan espacioso, no necesito llevar nada en la cesta del Bugaboo Bee, lo que significa que puedo plegarlo prácticamente con una mano para bajar las escaleras del metro o entrar en el bus si es que ya va ocupado con otro carrito, y el bolso ponérmelo en bandolera o al hombro, por que tiene asas para ambas posturas.

El bolso además viene con varios accesorios, como una bolsa transparente perfecta para una pañales y toallitas, una termo, un cambiador, y un guardachupete que yo utilizo para llevar un mini botiquín con tiritas y la barra de arnidol.

babymoov-bolso-maternal

Pero además de lo básico como toallitas, pañales, cambio de muda y mini botiquín, llevamos un kit de supervivencia para que nuestras rutas por la ciudad se conviertan en verdaderas aventuras.

 

¿Algo que para vosotros resulte imprescindible cuando salís con los peques? me encantará saberlo!

***Este es un post patrocinado, lo que significa que he recibido el bolso “Essential bag” de Babymoov para probarlo y contaros mi opinión sobre él 🙂

¡Feliz inicio de semana!

El Columpio, un restaurante lleno de color

el-columpio-restaurante-foodiekids

La semana pasada volvimos a sacar a pasear nuestra guía Foodiekids de paseo y esta vez probamos el restaurante El Columpio, entre Alonso Martínez y Chamberí.

Lo primero que nos sorprendió cuando entramos fue que es realmente grande, luminoso, y con muchísimo espacio entre mesas, lo que lo hace accesible 100% para ir con carrito.

el-columpio-restaurante-foodiekidsel-columpio-restaurante-foodiekidsel-columpio-restaurante-foodiekids

Como llegamos muy pronto y era un día entre semana, aún no había mucha gente, así que saqué la cámara y me dediqué a inmortalizar cada uno de sus coloridos rincones. Su pared de tablas de madera ya es famosa por Instagram, pero a mí lo que verdaderamente me conquistó fueron las sillas a medio pintar, con esos colores tan vibrantes que tan bien combinan con la madera.

el-columpio-restaurante-foodiekids

el-columpio-restaurante-foodiekids

el-columpio-restaurante-foodiekids

En la carta tienen un montón de entrantes a cada cual más apetecible, arroces, pastas, y platos de carne y pescado, pero una de las cosas que más llaman la atención según te sientas a la mesa es el tremendo cubo de mantequilla con pan que ponen sobre la mesa, sí, sí, un CUBO de mantequilla como si hubieran batido la leche directamente ordeñada en él.

el-columpio-restaurante-foodiekids

el-columpio-restaurante-foodiekids

Como el restaurante pertenece a la guía Foodiekids, Martina comió gratis su menú especial que consistía en cuatro hamburguesitas de ternera con patatas. Nosotros probamos el wok de veruduras, el ceviche y también los ravioli de gambas que me sorprendieron muchísimo por su presentación y explosión de sabores. De postre Martina tomó helado, y también compartimos una porción de tarta de manzana que estaba realmente buena, aunque tenían muchísimas opciones y nos costó decidir!

el-columpio-restaurante-foodiekidsel-columpio-restaurante-foodiekidsel-columpio-restaurante-foodiekidsel-columpio-restaurante-foodiekids

Si estáis por la zona, os apetece probarlo y vais con peques, podéis comprar antes vuestra guía Foodiekids en Luna de Papel o La Cocinita de Mama Campo con la que los niños comerán gratis, y de paso descubrir sus tiendas si es que no las conocéis aún, seguro que os encantan!

DecorAcción 2015, un planazo familiar

El año pasado ya os lo contaba… para mí el Barrio de las Letras es muy especial por el tiempo que vivimos allí antes de que Martina naciera, y DecorAcción es, sin duda, mi evento favorito del año, por como se visten sus calles de fiesta, y por las múltiples opciones que ofrece. Además este año el tema eran las flores, y estaba todo más bonito si cabe.decoraccion-2015decoraccion-2015Fuimos las tres chicas solas, y aunque puede parecer un poco locura, lo cierto es que a Martina le encanta acompañarme a recorrer la ciudad en busca de sitios nuevos que descubrir, y Julieta también se adapta bastante bien a nuestras “aventuras urbanas”. Es verdad que llevamos el Bugaboo Bee 3 a tope con todo tipo de cosas para que no nos falte de nada cuando pasamos varias horas fuera de casa (en este post podéis ver nuestros imprescindibles para recorrer Madrid de punta a punta)

No voy a decir que estuviera vacío, al revés, nos plantamos allí sobre las 13:00 y era hora punta! pero eso es lo que hace que sea tan especial, que las calles del barrio se llenen de gente y conozcan a los comerciantes, visiten tiendas nuevas y disfruten de todas las curiosidades que sus calles ofrecen.

Nosotras fuimos derechas a Kamchatka Toys, una juguetería muy especial en la que nos sentimos como en casa, y su fachada de molinillos multicolor ( de itta diseño), conquistó a Martina, y a todo el que por allí pasaba… realmente era preciosa!

decoraccion-2015Recorrimos el mercadillo de anticuarios de las calles San Agustín, Cervantes, Quevedo y San Pedro curioseando sus objetos y me quedé prendada de varias piezas… una silla setentera, una cajonera de pino, una alacena de los 50…

decoraccion-2015

decoraccion-2015

decoraccion-2015decoraccion-2015decoraccion-2015También pasamos por la calle León, una de mis favoritas del barrio en la que se mezclan lavanderías con tiendas de vinos, zapaterías con floristerías de diseño, farmacias con take aways, y todas ellas vestidas con sus mejores galas

decoraccion-2015

decoraccion-2015decoraccion-2015decoraccion-2015decoraccion-2015

decoraccion-2015

Subimos por la calle Huertas hasta el Jardín del Ángel, con una instalación preciosa de flores en las rejas de su fachada que servía de “Photocall” para todo el que pasaba por allí, e hicimos una parada técnica en la Plaza de Santa Ana para que las peques jugaran un rato en sus zonas infantiles.decoraccion-2015decoraccion-2015

decoraccion-2015

decoraccion-2015

decoraccion-2015decoraccion-2015Seguimos de ruta y visitamos el mercado Pop-Up de la calle Moratín, dónde nos encontramos con un montón de puestos de tiendas como The Flea Ants & Hands, Icons Corner, o Oui-Oui  con sus ya míticas puertas del ratoncito Pérez que tenemos en la lista de deseos para cuando llegue el momento! son preciosas, ¿verdad?decoraccion-2015decoraccion-2015decoraccion-2015decoraccion-2015decoraccion-2015decoraccion-2015decoraccion-2015decoraccion-2015Espero que las niñas quieran seguir acompañándome al año que viene y disfrutando de esta fiesta de la decoración llena de color. De momento este sábado volvemos a visitar el Barrio de las Letras y a disfrutar de las actividades del festival Estación 21 cuyo programa podéis descargar aquí.

Y vosotros, ¿tenéis plan para el fin de semana?

Lost & Found Market, el nuevo mercado vintage de Madrid

Desde hace ya unas semanas me “obligo” a salir de casa con la cámara en la mochila, sobretodo si vamos al centro a hacer algún plan chulo o visitar algún sitio nuevo por que sé que la única manera que tengo de mejorar mis fotos es practicando, practicando y practicando (o mejor, disparando, disparando, disparando 😉 )

Tengo pendiente apuntarme a un curso al que tengo echado el ojo, pero la última vez que hice algo parecido al final hacía la mitad de los ejercicios, y llegaba tarde y mal a las clases, así que aunque lleve algo más de peso del habitual (de ese “habitual” cuando tienes dos niñas y una de ellas aún lleva pañales, y la otra tiene hambre/sed cada 30 minutos), lo tomo como una oportunidad de aprender y con suerte, sacar alguna foto chula.

lost-and-found-market

lost-and-found-market

lost-and-found-market

lost-and-found-market

Y éstas son de este sábado cuando estuvimos en el Lost & Found Market, un mercado de artículos de segunda mano y vintage que se instaló en el Centro Cultural Conde Duque durante todo el fin de semana y en el que gente de todo tipo compraban, vendían e intercambiaban toda clase de objetos.

Lámparas setenteras, botellas de refresco antiguas, vestidos veraniegos, caballitos de madera, zapatos… todo tenía cabida entre las decenas de puestos que había en el patio central.

lost-and-found-market

lost-and-found-market

lost-and-found-market

lost-and-found-market

lost-and-found-market

Además, había varios camiones de comida o “foodtrucks” que están tan de moda ahora, como el de “Contigo baguette”, que era tan bonito que no pude resistirme a subir a Martina a uno de los taburetes y hacerle una foto, y también un DJ que pinchaba música muy “oldie” pero muy divertida y que dio más ambiente aún si cabía al mercado.

lost-and-found-market

lost-and-found-market

lost-and-found-market

lost-and-found-market

lost-and-found-market

lost-and-found-market

Sólo un pero. Hacía mucho, pero mucho calor, y apenas sombras, aunque sí varios bancos con toldos en los que poder tomar algo fresquito.

lost-and-found-market

Esperemos que lo repitan en otoño, seguro que volvemos y lo disfrutamos un poquito más 😉

Y vosotros, ¿qué habéis hecho el fin de semana?

Foodiekids, una guía para chuparse los dedos

guia-foodiekids-mammaproof-

El sábado pasado por fín, después de miles de mensajes en un grupo de whatsapp, muchas risas y algún momento de stress a tope, “las chicas foodiekids” nos juntamos en La Cocinita de Mamá Campo por un motivo muy especial, la presentación de la guía foodiekids de Mammaproof de la que soy coautora junto con Celia, Clara, Cristina, Almudena, Cruz, Noemí, Carmen y Mariu.

Reconozco que estaba un poco nerviosa por que todo saliera bien, y también por que ese día conoceríamos a Mavi y Sarah, quienes hace cuatro años se lanzaron a la aventura de crear Mammaproof, poniendo así su granito de arena para que las ciudades sean cada vez más “family welcome”, y que han confiado en Celia y en mí para llevar adelante Mammaproof Madrid aún sin “conocernos” personalmente.

Elegimos como punto de reunión a La Cocinita de Mama Campo por muchos motivos. Ellos fueron precursores en ofrecer alimentación eco para niños, así como talleres de cocina para ellos, siempre han apoyado y confiado en el proyecto desde sus orígenes, y además en su espacio podríamos charlar mientras los peques disfrutaban de un taller de smoothies.

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

Los peques pasaron un rato genial acompañados por una monitora que les iba guiando en la preparación de la bebida de fruta eco y bebidas vegetales de Monsoy que luego se llevaron en una botellita. Julieta además se iba zampando todos los trocitos de fruta que iba pillando por allí, menos mal que las niñas de Carmen la cuidaban como si fuera su hermanita pequeña!

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

Después de ese ratito juntas en La Cocinita, disfrutando de un rico desayuno y hablando de nuestras experiencias en la elaboración de la guía (que podéis leer al final de este post), nos hicimos muchísimas fotos en el photocall improvisado que montamos con un montón de frutas y verduras que utilizamos de “atrezzo” y con las que salieron fotos chuísimas.

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

Y para terminar, qué mejor que probar el nuevo restaurante de Mama Campo, “La Cantina”, que sigue con su línea de ofrecer una carta eco pero en su versión más castiza y de tapeo y en el que pudimos probar muchas de sus riquísimas tapas para terminar de celebrar que la guía Foodiekids ya está a la venta, y ¡está siendo todo un éxito!

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-Miles de gracias a todos los establecimientos que participan en ella, a las marcas patrocinadoras (Bugaboo, La Colmena, Airbnb, Pingo, Monsoy) y a los fantásticos Mommo, que sacaron todas estas fotos preciosas que os enseño hoy y captaron momentos únicos para que nosotras estuviéramos despreocupadas y disfrutando del momento.

No os perdáis esta guía, de verdad… además de ser un producto único elaborado con muchísimo cariño por todas nosotras, es una edición limitada pasaporte gourmet en la que tendréis menús “foodiekids” gratuitos en cada restaurante que visitéis, y descuentos en tiendas y talleres. Por tan sólo 10€ dispondréis de una herramienta útil y con muchísima info a la hora de decidir dónde ir a comer con vuestros hijos, y además colaboraréis con 1€ que destinaremos a la asociación EDUCO de becas de comedor infantil. Estos son los puntos de venta en Madrid, y también la podéis adquirir online!

¿Os unís a la revolución del menú infantil? Let’s Foodie Kids!

Todo lo que nos ha pasado en marzo

te

Hace un par de días contaba que últimamente no tenía muchas ganas de escribir por que cuando lo hacía me daba la sensación de que no contaba nada nuevo, y que en el mundo blog ya estaba todo dicho. Tras esta reflexión en voz alta, varios de vuestros mensajes tanto en Facebook como en Instagram me hicieron darme cuenta de que cada vida es única, y la manera de contar las cosas también lo es, así que vuelvo a escribir gracias a una de las ideas que me propuso Belén, del precioso blog Oh my mum! y fue que me uniera al “café de los viernes”, una iniciativa de Mar y María de Sonambulistas, en la que invitan a quien quiera unirse a contar su semana y a compartir virtualmente un cafecito, os lo tomáis conmigo?

Me pareció una idea genial para poder compartir con vosotros momentos de la semana, o en este caso de varias, por que voy a intentar hacer un resumen de este mes de marzo que se va ya volando! Además voy a acompañar el post con fotos para hacerlo más visual y que aquellos que no tengáis Instagram (o tiempo para verlo!) podáis también ver esos pedacitos de nuestra vida que comparto allí.

Yo en vez de un café, me voy a tomar un té con “leche” de avena, y lo acompaño con un bizcochito que nos regalaron las chicas de The Good Food Company en su brunch de bienvenida a la primavera, al que tuve la suerte de poder asistir y disfrutar de todas las cosas ricas que cocinan Cata y Patricia en su precioso espacio. Si necesitáis un catering, un taller de cocina o una cena especial, ellas son vuestras chicas!

También estuve merendando riquísimo (aquí el caso es boicotear la operación bikini a toda costa, vaya) en la sesión de este mes de “Coffee & Mums” que organizo junto a Baby Deli. En esta ocasión compartimos ideas, pasiones e inspiración cinco mamás entre las que se encontraban Alicia de “Be Poppins”, y Adriana con su nuevo proyecto “CoworkingMom” que esperamos vea la luz muy muy pronto! Si quieres apuntarte al próximo encuentro, puedes reservar en el 91 576 38 10

En los últimos días no he parado de conocer a mujeres encantadoras y con proyectos preciosos como Lucía y su juguetería “La Luciérnaga” un auténtico paraíso para pequeños y mayores con un rincón librería maravilloso que invita a pasarse allí la tarde ojeando libros (yo casi lo hago!). Y también con un proyecto relacionado con la lectura, Georgina de “Fabuloos Dreams”, que tuvo el detalle de regalar uno de sus cuentos personalizados a Martina, y otro para sortear entre todos vosotros. Os podéis apuntar en los perfiles de Facebook e Instagram hasta el lunes 30 a las 00:00!

Y hablando de cuentos, Martina y yo estuvimos en “El Dragón Lector” una de nuestras librerías favoritas de Madrid, escuchando contar al genial Nono Granero, autor e ilustrador de varios cuentos infantiles como “La vaca Victoria” o “Hipo y Gavante” que se encuentran entre nuestros favoritos, y que nos llevamos para que nos “dibujase” que es como firman los ilustradores tan geniales como él. Gracias Nono! 😉

La verdad es que este mes no hemos parado de hacer cosas juntas. A principios de mes, Teresa de “La casa donde viví” nos invitó a conocer Microteatro Infantil con otras bloggers y sus familias, y nos encantó la experiencia, tanto, que estuve en Cadena SER hablando sobre lo mucho que nos gusta disfrutar de la oferta cultural de Madrid. Podéis escucharlo aquí

Esa misma tarde fuimos corriendo al museo ABC por que era el último día para disfrutar de la exposición de La Cenicienta y sabía que a Martina le iba a encantar. Tuvimos que esperar algo de cola, pero las peques estuvieron corriendo y jugando por el patio del museo y en seguida pudimos ver los vestidos de la película que se estrena hoy, hacernos una foto en la famosa carroza, y hasta Martina pudo probarse el mítico zapato de cristal! Por cierto si váis a alguna de sus exposiciones, no os perdáis el rincón de Edelvives, es todo un paraíso lector!

Pero las princesas no se acababan ahí. Al día siguiente, los abuelos (gracias!!) nos sorprendieron con entradas para ver “Diney on Ice”, y allá que fuimos ilusionadísimas, Martina con su vestido de Elsa, of course, y yo con mi vestido de madre, pero al año que viene no me pillan y voy disfrazada también, aunque sea de Olaf! 😉

Y como guinda, Fox España nos invitó a ver en súper exclusiva un pase de su última película “Home: hogar dulce hogar” antes de que se estrenara. Nos reímos mucho con el divertido marcianito “Oh” y también nos emocionamos mucho -nos pusimos “contenta de triste” como dice Martinuca-. La sorpresa al salir de la sala de cine es que “Oh” nos estaba esperando para saludarnos y fotografiarnos con él!!. Nos lo queríamos llevar a casa, pero no nos dejaron 😉

También he podido conocer los nuevos proyectos de dos mujeres a las que admiro muchísimo. Cecilia, que nos presentó la nueva colección de su marca “Only Oliv”, con unas prendas de un estilazo impresionante, de líneas sencillas y elegantes a la vez, ese tipo de ropa que nunca pasa de moda. Y Paula, que ha abierto su preciosa tienda-taller de proyectos craft “Holamamashop” en pleno barrio de Salamanca y que nos invitó a acompañarla en su inauguración.

Entre tanto la guía FoodieKids! está en el horno a punto de salir, y aunque han sido días de mucho trabajo, todas las chicas del equipo estamos muy emocionadas por enseñaros el resultado final. Va a ser una guía, para comérsela! ¿Ya has firmado el manifiesto? es sólo un minuto!

También hemos leído muchos cuentos, claro! pero eso lo dejo para el post resumen, que ya sé que va con un poco de retraso, pero estoy probando un nuevo formato y quiero asegurarme de que funciona y deja claro el contenido.

Este mes también nos ha dejado muchos regalos en el buzón de gente a la que tenemos especial cariño. La bolsa de Mi Bebé Vip nos va a venir genial para llevar y traer libros de la biblio. Los preciosos collares “madre-hija” de MamiBB que Martina y yo nos pusimos al instante. La varita mágica de TipiToo, perfecta para ser hadas en cualquier momento. El saco calentito para nuestro Bugaboo Bee de Fun*das BCN (pronto podréis leer mi entrevista en su web!). Y este peto para Julieta de La Señorita que no puedo esperar a que estrene… su estampado me tiene enamorada!

Unknown

Y hasta aquí un medio resumen, por que ha habido mucho más! como que Julieta ha descubierto el “nonono”, que hemos visto 10 veces la versión “sing along” de Frozen, o que estas semanas echamos un poco (mucho, muuuucho!) de menos a papi y se nos está haciendo un poco cuesta arriba su vuelta al trabajo. Intentaré tomarme este café/té al menos una vez cada 15 días para no hacer post eternos como este!

Muy felices vacaciones a los que podáis escaparos! Nosotras nos quedamos disfrutando de Madrid semi vacío ;). Espero vuestros comentarios y preguntas, estaré encantada de contestarlas!