Descubriendo HP Sprout, una puerta a la creatividad sin límites

HP-sprout

Lo confieso, reconozco que en cuanto a temas tecnológicos me siento pez total. Todo avanza demasiado rápido y siento que se me escapa, sobretodo cuando veo la soltura con la que se manejan las peques, son verdaderas nativas digitales  y no hay botón ni pantalla que se les resista.

En casa no fomentamos el uso de tablets, móviles ni de nada que lleve pilas. La tele está limitada a un rato de dibujos los fines de semana por la mañana y a alguna peli en familia. ¿Por qué? no lo sé. Me parece bien así. Supongo que ya tendrán tiempo (mucho, me temo) para familiarizarse con ello, y por ahora lo único que me quiero es que jueguen, mucho, pero entre ellas, o con juguetes de toda la vida, que corran, lean, pinten, hagan puzzles, construcciones, churros de plastilina…

Suena de chiste, ¿verdad? con una madre “adicta” a Instagram, que prácticamente vive con el móvil en la mano y con este tipo de restricciones para con sus hijas… pero precisamente por eso me gustaría que sean ellas las que usen la tecnología y no al revés.

Por eso, cuando recibimos la invitación de Esther y Diana de Handbox para probar junto con las familias de Lucía de Baballa y Raquel de Petit On el nuevo HP Sprout en su (precioso!) estudio, supe que sería un buen plan. Para quien no conozca el proyecto, Handbox es la primera comunidad de blogs “Do it yourself”, o amantes de lo hecho a mano, así que tenía claro que si la propuesta venía de ellas, la tecnología que descubriríamos sería de la que se pone a nuestra disposición para ayudarnos a crear.

HP-sprout

No podía estar más acertada. El taller impartido por “La Sra Cricket” consistía en crear nuestro propio cuento utilizando objetos que habíamos traído de casa, y también muchos allí disponibles, que podíamos escanear en segundos para que formaran parte de nuestra historia. Las posibilidades, como os imaginaréis, son infinitas… muñecos, ropa, gominolas, purpurina, y hasta nuestra propia cara! y para Martina y para mí una manera más que atractiva de acercarnos a la tecnología.

HP-sprout

HP-sprout

HP-sprout

HP-sprout

HP-sprout

HP-sprout

Yo era la primera vez que me “enfrentaba” a un ordenador con alfombrilla digital en vez de teclado y cuando todavía andaba pensando a qué “tecla” darle, Martina ya estaba manejándolo como si llevara toda la vida con él. “Vamos a meter a la sirenita dentro de la pantalla y hacemos un cuento de sirenas, mami”, “Pon estas monedas para que hagamos que se encuentra un tesoro”, “Mira estas gominolas, pueden ser los peces! y las pegatinas de estrella las estrellas de mar!”. Estaba emocionada por probar todas las posibilidades que ofrecía, todo lo que podía crear con la imaginación como único límite.

HP-sprout

HP-sprout

HP-sprout

HP-sprout

Cuando terminamos nuestro cuento (gracias Almudena por ayudarnos a encuadernarlo bonito), Martina quiso investigar más allá y estuvo probando algunas de las aplicaciones como la de colorear de Crayola, o el piano y como no estaba encantada con tener un ordenador “para ella sola”.

HP-sprout

HP-sprout

HP-sprout

La guinda del pastel lo puso la fantástica merienda que nos preparó Laura, repleta de dulces y chuches (que en casa también están bastante vetados, la verdad…) y que estaba riquísima.

HP-sprout

HP-sprout

HP-sprout

Un súper planazo perfecto para la peque, que en una misma tarde tuvo las tres cosas cuyo acceso tiene más restringido, la tecnología, el azúcar, y el tiempo a solas conmigo…

Gracias a Handbox y a HP por esta invitación tan genial, y a “Sra Cricket” por ser tan maravillosamente paciente con Martina y ayudarla, nuestro cuento de sirenas pasará a ser uno de nuestros favoritos y ¿quien sabe? quizá este sea el comienzo para lanzarnos y algún día ¡editar nuestro propio libro!

Si alguno de vosotros quiere probar y vivir la experiencia HP Sprout, el 16 de octubre podrá hacerlo con Sprout en el Corte Inglés de Pozuelo (Madrid) de la mano de Handbox. ¡No os lo perdáis!

Anuncios

hoy leemos

cenas-adivina

Este domingo pasado tuve la oportunidad de celebrar un nuevo encuentro #hoyleemos, esta vez en el marco de Cenas Adivina, un proyecto totalmente maravilloso ideado y llevado a cabo por Silvia, quien alberga en su propia casa reuniones fantásticas con “expertos” en varios temas y que están dispuestos a compartir su saber con un pequeño grupo de gente. (Tenéis más info aquí)

Desde primera hora Silvia estuvo preparando un riquísimo brunch para todos mientras yo “redecoraba” su precioso salón con algo más de un centenar de títulos de mi colección. Una estantería llena, colocados sobre las mesas, y hasta en el suelo, en un momento los libros lo habían inundado todo y parecía que estuviéramos en una librería infantil.

cenas-adivina

cenas-adivina

cenas-adivina

cenas-adivina

cenas-adivina

A medida que fue llegando la gente nos fuimos presentando y contando por qué estábamos allí y qué nos inspiraba todo este mundo, y como era de esperar, cada una de las experiencias que escuché me enseñó mucho más de lo que yo tenía que ofrecer. Grandes lectores que querían transmitir ese amor por los libros a sus hijos, padres no lectores que temían no ser el mejor ejemplo, maestras de infantil que soñaban con ser ilustradoras (o mejor dicho, que ya lo eran!), y muchas caras conocidas en el mundo online a las que por fin pude poner voz y abrazar como Laura de Picapino, o las chicas de Primeros pasos Casiopea.

cenas-adivina

cenas-adivina

cenas-adivina

Al colocar los libros por todos los rincones del salón de Silvia intenté que siguieran una lógica, ya que la idea no era que sólo hablara sin parar si no que los asistentes tuvieran la oportunidad de ojear con calma aquellos títulos que les resultaran interesantes, así que tras las presentaciones hice una breve (y rápida!!) reseña de todos ellos y expliqué la temática como “libros divertidos”, “sobre la relación materno-filial”, “libros mudos”, “álbumes ilustrados para adultos”, “tesoros pop-up”, “libros cantados”, “libros de princesas desestereotipados”, “vintage” y así eran más fáciles de localizar.

cenas-adivina

cenas-adivina

cenas-adivina

Las horas fueron pasando y el bruch casi se convierte en cena! Cada uno aportaba su punto de vista, conté mi experiencia con las peques y también con el proyecto de mostrar un cuento al día en instagram/facebook, y hasta me animé a contar y cantar algún cuento.

cenas-adivina

cenas-adivina

Tuvimos la suerte además de contar con Mónica Moya que estuvo fotografiando cada detalle del encuentro, y a quien pertenecen todas las imágenes de este post. ¡Gracias Mónica!

Y gracias también a la editorial Combel, editorial El Patio, y las chicas de Heron and Bear que quisieron colaborar y tener un detalle con los asistentes para que todos se marcharan con un libro bajo el brazo. Sus caras de emoción al recibirlos fue verdaderamente como las de un niño!

En esta edición especial del encuentro las plazas se ocuparon en apenas unas horas, pero seguramente Silvia se deje convencer de nuevo para “invadir” su casa de libros infantiles y hablar de ellos durante horas, así que estad atentos a su Instagram si os apetece participar 🙂

10 trucos para ir a museos con niños

Recuerdo que la primera vez que llevamos a Martina a un museo no fue en Madrid si no en Estocolmo. Era el Spårvägsmuseet (museo de los transportes) y Martina apenas tenía 20 meses. Tenían muchísimos coches de bomberos, ambulancia y policía de distintas épocas, autobuses, vagones de trenes y todo tipo de vehículos en los que además te podías subir sin problema, pero lo que de verdad lo hacía un museo “kid friendly” eran detalles como una zona de actividades para niños con un tren BRIO precioso, legos, dibujos de medios de transporte para colorea, y un tren en diminuto que daba vueltas por todo el museo y en el que los niños se subían felices, claro! (un poco del estilo del “Tren del jardín” del Museo del Ferrocarril).

Sobra decir que nos encantó. Estaba lleno de familias, los niños aprendían interesados y todo el personal se mostraba súper amable con ellos, algo en lo que por aquí nos tenemos que poner un poco las pilas, la verdad…

Viviendo en Madrid, las opciones de ocio se multiplican y tenemos la suerte de tener muchos museos  a nuestro alcance, y muchos de ellos con zonas pensadas especialmente para los niños como el MUNCYT, o con actividades para ellos como el Museo Sorolla o el Museo Thyssen. Pero si nunca os habéis pasado por ninguno de ellos en familia por miedo a que no estén muy adaptados para ellos, aquí van unos trucos que a mí me han ido bien para iniciarlas en este tipo de visitas culturales.

museos-con-ninos-madrid

1. Empezad por un museo que sea accesible e interesante para ellos pero en el que puedan aprender algunas reglas básicas como no correr, no gritar, no tocar. Justo en el centro de Madrid está la “Casa-museo del ratoncito Pérez”, perfecto para empezar.

2. Sin sueño, sed, ni hambre. Normalmente siempre llevamos snacks en el bolso, pero ups! en los museos no se puede comer, y a veces ni si quiera beber así que para mayor disfrute, es mejor asegurarse de que han bebido, comido y descansado lo suficiente antes de mostrarles las maravillas del arte, por que de otro modo nos van a odiar, y mucho.

3. Explicad las reglas antes de entrar. La primera exposición “seria” de Martina fue la de Dalí en el Museo Reina Sofía. Apenas tenía 2 años y medio y todos los guardas de seguridad nos miraban como si fuéramos delincuentes pero con un poco de paciencia, y explicándole por qué esos cuadros eran tan importantes y por eso no podía tocarlos, conseguimos ver casi todos, algunos cuadros, salir del museo sin ser arrestadas.

4. Llamad antes de entrar. Muchos museos tienen actividades específicas para niños aunque las exposiciones sean para adultos, como por ejemplo el Museo del Prado y su “juego de pistas” en el que entregan un mapa con pegatinas a los niños que quieran hacer el itinerario. Muchas veces no nos enteramos de las cosas guays por no preguntar! Por otro lado, si no tienen ningún material específico para ellos pero las familias empezamos a reclamarlo, quizá se empiecen a plantear ofrecerlo 😉

5. Llevad vuestro propio kit de arte. Con Julieta aún no me lo planteo, pero a Martina le encanta sentarse en mitad de la sala y haced una interpretación de su cuadro favorito, así que un block y algunas ceras son imprescindibles. Alguna vez nos han mirado con cara de “Qué creéis que estáis haciendo?” pero A) no creo que sea nada malo ni molestemos a nadie y B) quizá ese gesto les haga ser más conscientes de que los niños tienen el mismo derecho a acceder a los museos que los adultos.

6. Jugad con los cuadros. El objetivo es que disfruten y se queden con algún detalle de lo que están viendo, y jugando es como mejor aprenden. A nosotras nos gusta jugar a encontrar algo en la sala (¿Quien lleva sombrero? ¿En qué cuadro hay pájaros?) o a hablar de lo que nos transmite, como en nuestra última exposición, “Vogue like a painting”, cuando Martina comentó sobre la foto de Lily Cole en la escalera de caracol que parecía Rapunzzel en su torre.

museos-con-ninos-madrid

7. No pretendáis ver todas las salas, ni todos los cuadros. Cuando el verano pasado fuimos a ver la exposición de “Mitos del Pop” en el Thyssen, Martina sólo iba a ver los cuadros que llamaban más su atención como “Look Mickey” de Roy Licktenstein. El resto de la exposición fuimos deprisa y corriendo detrás de ella, intentando ver de refilón alguno más.

8. Estad atentos a las exhibiciones temporales. Durante unas semanas hubo una exposición sobre Mafalda en el espacio cultural MIRA de Pozuelo que estoy segura hubiera encantado a Martina, pero nos enteramos tarde y al final se nos pasó… Muchas veces los espacios más pequeños son los que más facilidades ponen para ir con niños, así que merece la pena tenerles en cuenta aunque haya que desplazarse en coche.

9. Mezclad experiencias. “Vamos a un museo” puede no sonar muy interesante de primeras pero “Vamos a un museo y a merendar tortitas” suena mucho mejor! Es muy probable que al principio sólo se interesen por la segunda parte del plan, pero seguro que si les invitáis a explorar con vosotros, en seguida se unen al juego del arte.

10. Seguid en casa. Si algún cuadro/autor les ha maravillado especialmente o si muestran interés p0r saber más, es el momento de quedar con San Google en casa y poder descubrir mucho más sobre el tema, pintando, haciendo algún collage, o leyendo alguno de estos libros sobre arte.

+1. Si sois usuarios de Instagram y os gusta compartir vuestras fotos, podéis seguir el perfil de @rockthatmuseumkid y etiquetad vuestras fotos con #rockthatmuseumkid. Hay fotos realmente bonitas!

¿Tenéis algún truco más? Sería genial poder ampliar la lista!  ¿Cuáles son vuestros museos favoritos para ir con niños? ¿Vais con ellos a exposiciones para adultos?

“Padres felices, niños felices”. 4 claves para conseguirlo

“Padres felices, niños felices”. Parece una afirmación muy lógica y fácil de entender, ¿verdad? y sin embargo, cuánto nos cuesta entenderla realmente para poder aplicarla a nuestro día a día y la crianza de nuestros hijos.

Esta frase también es el título del ciclo de conferencias organizado por Javier Orti, fundador y director de Helpingkids, y a cuyo primer seminario tuve la suerte de poder asistir el pasado sábado. Javier es especialista en Programación Neuro Linguística (PNL), una de las técnicas más avanzadas para el conocimiento propio y el desarrollo personal, y vive en Londres con su mujer y sus hijas.

trust-yourself

Objetivo

Me sorprendió mucho el enfoque del seminario y es que en vez de centrarse en el niño, o en las cosas que como padres debemos cambiar para relacionarnos con ellos, Javier intenta (y consigue!) que nos centremos en nosotros, y redescubramos nuestras motivaciones, habilidades y capacidades, por que si no tenemos creemos en nosotros mismo, ¿cómo vamos a creer en nuestros hijos y trasladarles a ellos esa capacidad?

No se puede dar lo que no se tiene, y si queremos hijos con confianza en sí mismos, debemos primero confiar en nosotros para poder confiar en ellos. Si queremos hijos con autoestima, la nuestra debe estar en plena forma!

banksy-children

Claves

Durante las casi 5 horas que estuvimos trabajando en nosotros, Javier nos dio varias claves para que la comunicación con nuestros hijos fluyera en ambas direcciones y la relación con ellos fuera respetuosa y sana. Estos son algunos de los puntos que considero esenciales:

– Confiar en ellos. Creer en nuestros hijos es fundamental si queremos que ellos confíen en nosotros y en ellos mismos. Que sepan que sus personas de referencia siempre van a valorarles por lo que son, y hacerles saber que son capaces de hacer cualquier cosa.

– Apoyarles en sus decisiones, y darles poder e independencia. Un ejemplo en la vida diaria podría ser: que elijan la ropa que quieren ponerse, que decidan cuánto quieren comer, o respetar su deseo de dar o no un beso. Eso les hará sentirse que tienen poder de decisión sobre algunos aspectos de su vida, y hará que la frustración disminuya.

– Poner nuestro foco de atención en lo positivo. O lo que también se llama “refuerzo positivo”. Para mí esta técnica tiene doble efecto. En Martina, por que su cambio de actitud es notable ( a todos nos gusta que nos digan lo bien que hacemos algo, o que algo que hacemos es realmente especial, no?), y en mí por que al centrarme en lo positivo estoy más relajada, más abierta, más feliz, y si tenemos algún día menos bueno y consigo darle la vuelta así, nuestra relación cambia inmediatamente.

– Disculparse. No somos perfectos, no nacimos siendo padres y todos, todos los días aprendemos a serlo por que todos, todos los días ellos son niños distintos, y nosotros intentamos ser flexibles y adaptarnos a las circunstancias para poder resolverlas lo mejor posible. Pero a veces nos equivocamos, o como diría Javier, aprendemos que podríamos haber manejado mejor la situación, y disculparnos ante nuestros hijos no es ningún error, sino que les enseña lecciones como que todo el mundo tiene derecho a equivocarse, que es importante hablar sobre lo ocurrido, y que antes que padres, somos personas.

Conclusiones

Durante todo el seminario tuve muy presente a Martina, su personalidad, nuestros momentos malos, qué hacer para ser mejor madre para ella… y descubrí muchas cosas sobre mí que me hicieron reflexionar, pero quizá lo más importante fue experimentar como a través del pensamiento positivo y el optimismo, llegaba a un estado de calma y relajación que “me llevé” a casa esa tarde y que pude transmitirle a ella.

Si queréis más info sobre futuros seminarios, podéis contactar con Javier a través de: info@helpingkids.co.uk . Yo por mi parte os dejo con la canción que me hace sentir ese positivismo, y que Martina y yo bailamos por casa para liberar energía. ¡Feliz lunes!

#hoyleemos (Primer Encuentro)

hoy leemos

Seguro que muchos de los que me leéis conocéis esa famosa frase de La Bola de Cristal que dice “Sólo no puedes, con amigos sí”. Pues yo llevo un mes con ella en la cabeza.

Soy una adicta confesa a Instagram, ya lo he comentado en muchas ocasiones, y gracias a esta red social y a la colaboración de todos, el hashtag #hoyleemos para etiquetar nuestras fotos de lecturas infantiles se ha convertido en toda una referencia a la hora de consultar nuevos títulos para nuestros hijos. El resultado, un año y medio después de crearlo, son más de 1500 fotos de libros etiquetadas y compartidas y con las que descubrimos nuevos títulos para leer a nuestros peques.

Pues bien, un día pensando en esta preciosa iniciativa, imaginé lo genial que sería juntarnos en torno a los cuentos, charlar, tomar un café, “desvirtualizarnos”, ponernos caras y voces, discutir sobre libros… Y sí, a los dos minutos de pensarlo ya estaba yo con mi castillo en el aire montado y contactando con Carmen para preguntarle qué le parecía. Ante su entusiasmo, nos pusimos manos a la obra y empezamos a organizarlo. El primer encuentro #hoyleemos estaba en el horno.

hoy leemos

En seguida se lo conté a Celia, mi diseñadora gráfica oficial del reino y autora del blog Ahora soy Mamá, que se puso a trabajar en el logo para el encuentro y que una vez más, dio en el clavo con su diseño.

hoy leemos

¿Y el sitio? ¿Dónde nos juntamos? Pues después de alguna que otra vuelta y quebradero de cabeza, Mallorca Market nos abrió su precioso espacio encantados con la idea de alojar el encuentro, y se volcó de lleno en ayudarnos en todos los detalles de la organización. La elección no pudo ser más acertada… nos sentimos muy a gusto, y su patio interior fue perfecto para que los peques tuvieran su propio espacio mientras los padres aprendíamos en los talleres.

IMG_8131

hoy leemos

En los talleres, sí, por que como he dicho antes, este evento va de amigas, de mujeres que tengo la suerte de conocer y con las que puedo contar para mis locuras, como Cristina Saraldi, (CEO de Froggies, y autora del blog Mamá y Aprendiz y del libro Chachi Comula Dibu) que nos ofreció un maravilloso taller para adultos llamado “Sintiendo tu cuento” y en el que aprendimos como ir más allá cuando contamos un cuento a nuestros niños, parando en los pequeños detalles, fijándonos en las partes que más les llama la atención, inventado historias paralelas a partir del cuento, metiéndonos de lleno en el mundo de la imaginación, volviendo de nuevo a ser niños por un momento. Dijo algo muy bonito que a mí personalmente se me quedó grabado y es que los niños crean recuerdos a partir de situaciones que se repiten de manera constante en su vida, y leerles cuentos a nuestros hijos será muy seguramente uno de ellos.

hoy leemos

hoy leemos

¿Y los niños? pues los niños estaban pasándoselo pipa con el equipo de Froggies, que estuvieron pintando sus caritas, llevándolos al espacio, y haciendo juegos con ellos mientras merendaban unos riquísimos croissants de Mallorca.

hoy leemos

hoy leemos

hoy leemos

Nosotros también tuvimos un descanso, y además de tomar un café con mini bollería y charlar un ratito, pudimos visitar las tienditas de los patrocinadores del evento y adelantar compras navideñas! Living Baby, La Librairie y La Mar de Letras trajeron sus novedades sobre literatura infantil en castellano e inglés. Mon Petit Retro vajillas y matrioskas de Ingela P Arrhenius entre otros tesoros, Tipi Too sus preciosas coronas, varitas y cojines de tela artesanales, y Lobo Feliz nos mostró una preciosa selección de sus juguetes entre la que se asomaban los muñequitos de Maileg que tanto me gustan.

hoy leemos

Estábamos a punto de empezar el segundo taller cuando aparecieron las cámaras de Telemadrid para grabarnos, hacernos preguntas sobre literatura infantil y el fomento de la lectura en nuestros hijos. Fue un momento muy emocionante y en el que algunos peques participaron. Aún no se ha emitido la pieza, pero en cuanto sepa algo os lo cuento para que podáis asomaros al encuentro por una ventanita y ver más!

hoy leemos

hoy leemos

La guinda del pastel la puso mi amiga Beatriz Aguado, de La Regadera de Cuentos, que nos dejó totalmente hipnotizados a niños y mayores con su manera de contar (y cantar!) cuentos. Sus caras no dejaban lugar a duda… lo estaban disfrutando a tope, y nosotros también!

Kalandraka, Picarona, Editorial Juventud, Érase Dos Veces, El Parto es Nuestro, Froggies, Snazaroo, My Little Book Box y Lata de Sal, colaboraron ofreciendo libros y otros regalitos, de modo que los asistentes se pudieron llevar a casa una bolsa con ejemplares de cuentos que seguro ayudan a que el interés de los peques por la lectura continúe y crezca, así que desde aquí me gustaría agradecerles el detalle que tuvieron.

Todas las fotos de este post pertenecen a Clara B Martín, quien se ofreció a hacer fotos del evento para que quedara documentado y yo no tuviera que preocuparme de ir con la cámara a cuestas.También podéis ver más en el hashtag #hoyleemosenmallorcamarket en Instagram.

Y así fue como una idea loca, con la ayuda de muchas manos y mucho cariño, se convierte en el “Primer encuentro de Hoy Leemos”. Así que gracias miles a todas los que vinisteis, a los colaboradores, patrocinadores, y a todas las que aunque no estuvisteis dejasteis mensajes de apoyo y cariño en Instagram y me animáis ya a que organice la segunda edición 😉

¡Me ha hecho muchísima ilusión organizar este encuentro!

Mood Board Hello! Blogging

mood board hello blogging

Mi primer ejercicio público para Hello!Blogging, el curso de Hello!Creatividad consiste en realizar un “Mood Board”, lo que viene siendo un “Panel de Inspiración” con objetos, fotos, frases y colores que signifiquen algo para mí en relación al blog.

Lo cierto es que pensé que me costaría menos, pero he de confesar que el que os enseño es la última versión de muchos intentos, por que en un principio todo lo que veía a mi alrededor me inspiraba algo y hacer la composición de todos los elementos me resultaba complicado. Supongo que soy más perfeccionista de lo que pensaba y hasta que conseguí dar con lo que quería hubo muchos momentos de pongo-quito y vuelvo a poner, cambios de emplazamiento y hasta de habitación a ver si la escasa luz que entraba en casa era mejor.

Por otra parte, viendo el resultado final, pienso que es muy probable que este “Mood Board” esté en constante cambio, y lo que me inspira hoy, ya no lo haga mañana, pero lo bonito es eso, no? que las cosas que te inspiren vayan cambiando día a día.

mood board hello blogging

Cómo podéis ver, he decidido que el emplazamiento sea mi rincón de trabajo, un rinconcito pequeño que he conseguido integrar en el salón, y en el que actualizo el blog, bicheo en Pinterest, empaqueto pedidos, y a veces hasta coso. He querido hacerlo aquí para hacer honor a la famosa frase de Picasso que dice “La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”, y así lo pienso.

mood board hello blogging

En primer lugar, he querido reflejar algo que Bea de “Con Botas de Agua” nos ha repetido varias veces en su blog y también en sus clases y es “Recuerda por qué empezaste”. Y yo empecé el blog principalmente por que por entonces trabajaba en la empresa de turismo de Madrid, desarrollando tareas en los departamentos de marketing y publicidad, y colaborando esporádicamente en su blog “Bloggin Madrid”, por lo que quise tener mi propio blog para hablar de los rincones de la ciudad que descubría a solas o con Martina. Como es algo que me sigue encantando hacer, lo he representado con la guía “Descubre Madrid”, y una ilustración de la fantástica  Clarilou en la que estamos Martina, Julieta y yo y que nos encanta.

Al lado también hay un globo terráqueo, por que otra de las cosas que más nos gusta es viajar con las peques a otras ciudades y encontrar sitios bonitos en ellas para luego mostrároslo en el blog.

 

mood board hello blogging

En el centro de la mesa está mi herramienta principal de trabajo, un Mac Book Pro que me regalaron los Reyes hace unos años y que se ha convertido en mi compañero inseparable, en el que escribo, edito fotos, o hago mis pinitos con el diseño.

mood board hello blogging

mood board hello blogging

Justo al lado, he querido mostrar mi amor por Instagram, ya que en los últimos meses se ha convertido en una de mis principales fuentes de inspiración, más casi que Pinterest, que en ocasiones me sobrepasa. Puedo pasar horas “pineando” cosas que me gustaría hacer, recetas que probar, sitios a los que ir, pero ese tiempo que he utilizado guardando cosas “para después” no lo he utilizado para lo verdaderamente importante que es hacer algo!

En Instagram he conocido personas maravillosas, increíblemente creativas con las que he creado lazos, y gente a la que admiro cuyas galerías se convierten en un momento creativo altamente productivo, como las de @lovetourism o @monicabedmar .

mood board hello blogging

La chapita en punto de cruz es de “La Sra O” y acompañaba a otra con el icono de Instagram también en punto de cruz pero que perdí  (y me dio muchísima penaaaa!)

mood board hello blogging

En el otro lado de la mesa hay un mix cosas en las que predomina el color amarillo, un color que últimamente me encanta utilizar en mis proyectos, en mi casa ó incluso en mi ropa y la de las niñas.

mood board hello blogging

mood board hello blogging

Todos los elementos están relacionados con el DIY, lazos y puntillas para envolver, un cuadrito de papel scrap que realicé hace poco en el taller de Handbox y HP del DIY Show, una estrellita de fieltro hecha por mí que simboliza el proyecto que hace dos años me devolvió las ganas de hacer cosas bonitas con las manos (“Feel & Felt”) y un bote de chalk paint que estoy deseando estrenar.

mood board hello blogging

En la primera balda se reúnen tres de mis grandes pasiones que han sido una constante desde que era una niña, las muñecas de trapo, los cuentos y la ilustración infantil y los juguetes de madera.

mood board hello blogging

mood board hello blogging

Estos en concreto son una muñeca de “Handmade by Fernanda Milán”, una amiga artesana que cosió esta y una “gemela” para Martina y Julieta

mood board hello blogging

El cuento “Siempre te querré pequeñín” cuyas ilustraciones son preciosas, y tiene mucho que ver con la maternidad y sus momentos más difíciles (os recomiendo su lectura con vuestros peques cuando el día no haya sido especialmente bueno 😉

mood board hello blogging

Y por último, un arco iris de madera, significativo de la pedagogía Waldorf, y que regalamos a Julieta por su primer cumpleaños. A pesar de su apariencia sencilla, tiene muchísimas posibilidades de juego y hace que los niños desarrollen su imaginación, algo esencial para nosotros.

mood board hello blogging

mood board hello blogging

En la balda superior, un cuadrito que encontré en “Sostrene Grene” y que resume mi “leit motiv” – Enjoy the little things- Disfruta de las pequeñas cosas-, por que al final la vida es eso, pequeñas cosas que nos van pasando y que tenemos que saber aprovechar, disfrutar y aprender de ellas.

Al lado hay unos lápices de colores, por que me encanta colorear y me relaja muchísimo, en especial si se trata de mandalas. Además, son los que me han acompalado durante los últimos cinco años mientras estudiaba mi segunda licenciatura, “Publicidad y RRPP”

mood board hello blogging

Por último, un cuaderno de Mr Wonderful, en el que garabateo, escribo, pego recortes, hago listas… y cuya frase de portada no puede ser más inspiradora y motivadora “Enamórate de tus ideas, trabaja con ilusión, recuerda que siempre, siempre, siempre sale el sol, HOY es el día”

mood board hello blogging

mood board hello blogging

Y esto es todo!  al final, este trabajo me ha hecho reflexionar muchísimo sobre las cosas que me gustan y son importantes para mí, y ha supuesto un esfuerzo muy satisfactorio 🙂

Y vosotros, ¿dónde encontráis la inspiración? ¿utilizáis “mood boards” de manera habitual?

El lobo feliz

El Lobo Feliz

Hace una semanas os contaba en Instagram que últimamente intentaba recoger a Martina del cole dejando a Julieta en casa con papi para así poder pasar un ratito juntas, solas, y dedicarle un ratito especial a ella en exclusiva; así que cuando El Lobo Feliz nos invitó a celebrar con ellos su 4º aniversario, no dudé en llevarme a Martina y que nuestra tarde fuera aún más especial.

Esta juguetería me trae unos recuerdos muy bonitos, por que abrió sus puertas a los dos meses de nacer Martina, y una tarde paseando con ella la descubrí, y no pude evitar poner varios de sus juguetes en la lista de su primer Papá Noel. Y fue una gran decisión, por que después de cuatro años y de haber jugado muchísimo con ellos, siguen enteros.

El Lobo Feliz

El Lobo Feliz

El Lobo Feliz

El Lobo Feliz

Y es que desde El Lobo Feliz apuestan por los juguetes de calidad, originales, didácticos, de materiales resistentes, y bonitos, muy muy bonitos que gustan a niños y a mayores también!

La tienda es como una especie de cueva de Ali Baba, o mejor, una gruta de Santa Klaus llena de preciosidades en la que estante tras estante la lista de “lo quiero” va creciendo y un auténtico paraíso para quienes como yo sienten especial aprecio por los juguetes de madera y los muñecos de trapo.

El Lobo Feliz

DSC_0103

El Lobo Feliz

DSC_0102

El Lobo Feliz

El Lobo Feliz

El Lobo Feliz

El Lobo Feliz

La selección de juguetes es una delicia. Marcas como Djeco, Lilliputiens, Plan Toys, muñecos de Maileg y Moulin Roty, Educo, Kapla, el famoso tren de Brio y animales de Holztiger y Schleich son sólo algunos de ellos.

El Lobo Feliz

El Lobo Feliz

El Lobo Feliz

Quedan pocas jugueterías en Madrid en las que encontrar juguetes de verdad, de esos que no salen en la tele ni llevan pilas, ni están fabricados en China, ni son 100% plástico, y en las que la atención es especial y personalizada, y sientes como la persona que te atiende lo hace desde el cariño de quien disfruta compartiendo su ilusión por los juegos, así que si tenéis oportunidad, pasad por esta preciosa tienda y volved a ser niños durante un rato, no os arrepentiréis.

El Lobo Feliz

El Lobo Feliz

DSC_0090

Gracias desde aquí a Luis y Nuria por la fantástica tarde que prepararon para algunas mamás y nuestros peques, y felicidades por estos cuatro años siendo una de las jugueterías más bonitas de Madrid!

El Lobo Feliz