Desayunando con energía para la vuelta al cole

desayuno-cacaolat-upp

Cualquiera que nos conozca a mi madre y a mi, sabrá que de ella he heredado muchas cosas. Gestos, chascarrillos, la manera de mover las manos cuando hablamos… y el amor absoluto por el momento desayuno, tanto en casa como fuera, midiendo la calidad de los hoteles por el buffet mañanero, probando los distintos brunch que ofrece Madrid, y preparando un festín en casa cada vez que podemos.

Cuando era pequeña los desayunos de entre diario eran más bien a la carrera. Siempre he sido muy dormilona (tanto que mi madre me “engañaba” cada dos por tres con la historia de que estaban regalando cromos en la puerta del colegio a los que llegaran antes para que saliera de la cama), así que no había mucho tiempo de disfrutar del desayuno con calma.

Ahora con las peques, para qué engañarnos, la situación es parecida. Desayunan medio adormiladas y el objetivo es que todo lo que tomen sea variado, apetecible y con unos aportes suficientes para afrontar la jornada.

desayuno-cacaolat-upp

desayuno-cacaolat-upp

Como no podía ser de otra manera, las dos tienen gustos muy distintos en cuanto a sabores. Martina prefiere tostadas y fruta, y Julieta se pirra por el aguacate y el pavo, pero a las dos les gusta beber un vaso de leche con cacao en el desayuno.

desayuno-cacaolat-upp

desayuno-cacaolat-upp

desayuno-cacaolat-upp

Una de las cosas que más me preocupan últimamente es el tema de los azúcares, y cuando conocí Cacaolat Upp me pareció una mejor alternativa a los polvos de cacao que tomábamos en casa (20gr de azúcar por cada dos cucharadas), ya que tiene menos de una tercera parte por cada 100ml (6,2gr por cada 100ml), y además cuenta con cereales de lenta absorción sin gluten, lo que les aporta energía duradera para la mañana. Tiene un intenso sabor a cacao, y como apenas lleva azúcares añadidos el sabor es riquísimo, nos ha encantado a las tres! 😉

desayuno-cacaolat-upp

desayuno-cacaolat-upp

desayuno-cacaolat-upp

desayuno-cacaolat-upp

Las fotos son todas de ayer domingo, cuando intento preparar un súper desayuno con todo tipo de opciones dulces y saladas para disfrutarlo en familia y en calma. Zumos, distintos panes, mermeladas, cereales, algo de bollería, pavo, aguacate, Cacaolat Upp, y unas brochetas de melón, sandía, plátano y arándanos que a las peques les encantan y que como pueden dejarse preparadas la noche anterior, es una manera fácil y rápida de que tomen fruta por la mañana. Incluso se la pueden llevar de camino al cole!

desayuno-cacaolat-upp

desayuno-cacaolat-upp

desayuno-cacaolat-upp

Creo que si pudiera pedir un deseo pediría poder disfrutar de este tipo de desayunos todas las mañanas. Me cargan de energía para el resto del día!

Buen inicio de semana a todos, y a desayunar sano y rico!

*** Post en colaboración con Cacaolat

Serafina, un restaurante en el centro para ir en familia

serafina-cocina-bar

Hoy vengo con un descubrimiento gastronómico estupendo para quienes seáis amantes del centro más centro de Madrid o trabajéis por la zona de Puerta del Sol. Y es que siempre me ha sorprendido que no hubiera apenas restaurantes bonitos para tomar algo por la zona, y que casi todos los establecimientos estuvieran dirigidos a turistas, lo que se traduce en precios altos y comida… en fín, dejémoslo en mejorable.

Pero un día pasé por la puerta y vi de refilón su ladrillo visto, “subway tiles” y mobiliario industrial y supe que por fín había un sitio por la zona que merecía la pena probar.

“Serafina” es el nombre de la madre de cuatro hermanos amantes de la restauración, que no dudaron en homenajear a su madre cuando se decidieron a abrir un restaurante, por que querían que su cocina estuviera repleta de comida sencilla, pero con ingredientes de gran calidad, como los que utilizaba su madre al cocinar.

El restaurante consta de dos plantas, una de calle con algunas mesas bajas y sillas de estilo vintage, perfecta si vais en familia y lleváis carrito, y una planta alta súper luminosa, con varias mesas en los ventanales, lámparas preciosas, una chimenea y hasta un sofá tipo “chester” en el que dan ganas de echar una cabezada después de saborear los platos de su carta…serafina-cocina-barUna carta de las que me encantan, con muchos entrantes diferentes, algunos platos principales potentes, y una selección de postres de las que me hacen volver para poder probarlos todos.

Cuando fuimos a probarlo en familia además, no pudieron ser más amables y abiertos a recibir peques. Nos acomodaron en una mesa con espacio para aparcar el Bugaboo Bee, nos ofrecieron una trona, y mientras mirábamos la carta las peques se entretenían pintando en sus manteles de papel.

serafina-cocina-barserafina-cocina-bar

Probamos el Wan ton de langostino, un plato que nos sorprendió por su explosión de sabores, de segundo el tataki de atún y la hamburguesa, y de postre una tarta de manzana con helado de violetas que cuando probé se colocó en la primera posición de mis postres favoritos del mundo, y en el de Martina también, como podéis ver 😉

serafina-cocina-bar

serafina-cocina-barserafina-cocina-bar

Al tener tan buena experiencia familiar, fue uno de mis restaurantes elegidos para formar parte de la guía Foodiekids en la que podréis encontrar vales canjeables por un menú para niños si queréis ir a probarlo. La guía es una edición limitada así que no os quedéis sin la vuestra!

Podéis leer mi crónica en Mammaproof aquí.

¡Hasta el sábado!

El Columpio, un restaurante lleno de color

el-columpio-restaurante-foodiekids

La semana pasada volvimos a sacar a pasear nuestra guía Foodiekids de paseo y esta vez probamos el restaurante El Columpio, entre Alonso Martínez y Chamberí.

Lo primero que nos sorprendió cuando entramos fue que es realmente grande, luminoso, y con muchísimo espacio entre mesas, lo que lo hace accesible 100% para ir con carrito.

el-columpio-restaurante-foodiekidsel-columpio-restaurante-foodiekidsel-columpio-restaurante-foodiekids

Como llegamos muy pronto y era un día entre semana, aún no había mucha gente, así que saqué la cámara y me dediqué a inmortalizar cada uno de sus coloridos rincones. Su pared de tablas de madera ya es famosa por Instagram, pero a mí lo que verdaderamente me conquistó fueron las sillas a medio pintar, con esos colores tan vibrantes que tan bien combinan con la madera.

el-columpio-restaurante-foodiekids

el-columpio-restaurante-foodiekids

el-columpio-restaurante-foodiekids

En la carta tienen un montón de entrantes a cada cual más apetecible, arroces, pastas, y platos de carne y pescado, pero una de las cosas que más llaman la atención según te sientas a la mesa es el tremendo cubo de mantequilla con pan que ponen sobre la mesa, sí, sí, un CUBO de mantequilla como si hubieran batido la leche directamente ordeñada en él.

el-columpio-restaurante-foodiekids

el-columpio-restaurante-foodiekids

Como el restaurante pertenece a la guía Foodiekids, Martina comió gratis su menú especial que consistía en cuatro hamburguesitas de ternera con patatas. Nosotros probamos el wok de veruduras, el ceviche y también los ravioli de gambas que me sorprendieron muchísimo por su presentación y explosión de sabores. De postre Martina tomó helado, y también compartimos una porción de tarta de manzana que estaba realmente buena, aunque tenían muchísimas opciones y nos costó decidir!

el-columpio-restaurante-foodiekidsel-columpio-restaurante-foodiekidsel-columpio-restaurante-foodiekidsel-columpio-restaurante-foodiekids

Si estáis por la zona, os apetece probarlo y vais con peques, podéis comprar antes vuestra guía Foodiekids en Luna de Papel o La Cocinita de Mama Campo con la que los niños comerán gratis, y de paso descubrir sus tiendas si es que no las conocéis aún, seguro que os encantan!

Brunch familiar en “El Colmao”

el-colmao-brunch

Hace unas semanas tuvimos uno de esos “lunes-sábado” familiares en los que aprovechamos el día libre del chico de la casa para hacer un plan en familia que por su trabajo no podemos hacer en fin de semana.

Como siempre digo, hay que saber darle la vuelta a las situaciones y pasear por Madrid entre semana tiene muchísimas ventajas; encuentras mucha menos gente, los comercios están abiertos (que muchos domingos no lo están y esperemos que siga así), y no tienes que preocuparte de si encontrarás mesa en la terraza de turno o mesa en cualquier restaurante.

el-colmao-brunch

Esta vez pasamos por La Latina, un barrio precioso lleno de contrastes en el que puedes encontrar desde terracitas para aperitivear, hasta un jardín secreto, pasando por el famoso “Rastro” de Madrid. Callejeamos un poco y llegamos a “El Colmao”, un restaurante muy singular que Almudena de “Across my Universe” probó con su familia y reseñó en su blog y en la guía foodiekids de Mammaproof Madrid.

Cuando entramos nos encontramos con una salita que bien podría ser la sala de estar de cualquier casa setentera, con mobiliario vintage, y detalles en cada rincón que hacen que te traslades a otra época, ,como piezas de menaje antiguo en cada mesa y también decorando las paredes.

el-colmao-brunch

el-colmao-brunch

el-colmao-brunch

el-colmao-brunch

el-colmao-brunch

Nos decidimos por su brunch y la verdad es que fue un exitazo que disfrutamos los cuatro. Zumo de naranja recién exprimido para empezar, croissant con mermeladas de fresas y unos huevos soufflé con bacon  que fueron todo un descubrimiento. Nunca los había probado y estaban buenísimos!

el-colmao-brunch

el-colmao-brunch

DSC_0230

DSC_0232

el-colmao-brunch

Y aunque para cuando era el turno del postre estábamos más que llenos, no nos pudimos resistir a probar su selección de tartas acompañadas de un café. De zanahoria, Red velvet, chocolate con remolacha… todas a cual más rica, sólo hay que ver la cara de Martina para adivinar como estaban!

el-colmao-brunch

el-colmao-brunch

el-colmao-brunch

el-colmao-brunch

Tiene un salón principal en la primera planta además de la sala de la entrada, y también otra estancia en la parte de abajo con pared vista de ladrillo y abovedada a lo “cava” que tiene muchísimo encanto y es perfecta para una cena privada. Además organizan actuaciones en directo!

el-colmao-brunch

el-colmao-brunchel-colmao-brunch

Desde aquí os animo a que os acerquéis y os sumerjáis en su estética vintage mientras disfrutáis de su carta o brunch. Además si vais con peques y lleváis vuestra guía Foodiekids de Mammaproof tendréis un menú gratuito para ellos! una excusa estupenda para probar, ¿no os parece?

“Maricastaña” con amigas

maricastana-brunch

Más de 15 años siendo amigas han hecho que nuestras salidas juntas hayan sido de lo más variopintas. A centros comerciales en la adolescencia, discotecas al cumplir los 18 (o un poco antes, ;)), cenas de terracitas, fiestas de inauguración de nuestras primeras casas, bodas… y aunque cuántos más años cumplimos más difícil se nos hace cuadrar agendas, aprovechamos cualquier ratito libre para juntarnos y disfrutar de un momento de relax juntas, de esos en los que no tienes que ser nadie más, ni aparentar, por que son ya demasiados años para entendernos con sólo mirarnos.

maricastana-brunch

maricastana-brunch

En esta ocasión elegimos como lugar de reunión “Maricastaña”, un café-bar al principio del barrio TriBall, justo en frente del Teatro Lara, que sigue la línea de decoración de los locales que se abren últimamente, con sillas de diseño y diferentes en cada mesa, ladrillo visto, lámparas industriales, una mesa comunal de madera con revistas de decoración, pero lejos de parecer “uno más”, guarda un encanto especial que os animo a descubrir.

maricastana-brunch

maricastana-brunch

maricastana-brunch

maricastana-brunchComo hacía una temperatura genial, elegimos una de las mesas pegadas al ventanal que estaba abierto de par en par y en la que daba la sensación de estar en una terraza, y además así pudimos aparcar sin problema el carrito de la recién llegada al grupo de chicas. Sin duda una de las mesas a tener en cuenta si la encontráis libre, tiene mucho encanto.

maricastana-brunch

maricastana-brunch

Quedamos a desayunar, pero tenían tantas opciones saladas y dulces que acabamos tomando un brunch improvisado que no me dio tiempo a fotografiar “entero” como podéis ver. Supongo que olvidarme de hacer fotos teniendo en cuenta mi adicción a Instagram, es una muy buena señal, ¿no creéis?

maricastana-brunch

maricastana-brunch

Pedimos el sandwich de jamón y queso que venía presentado enrollado sobre sí mismo en  forma de caracol, una manera súper original de presentarlo, zumos de naranja, yogurt con muesli y fresas (yummy!), unas tostadas con aceite, tomate y jamón, tarta de queso con  mermelada casera de moras y café, que por cierto estaba especialmente rico (y eso que me cuesta encontrarlo!) y lo sirven en tazas grandes y preciosas en las que te sabe aún mejor. También tienen una gran selección de tés para los no tan amantes de la cafeína

maricastana-brunch

maricastana-brunch

maricastana-brunch

maricastana-brunchSu cocina abre de manera ininterrumpida de modo que puedes tomarte desde un desayuno como el nuestro hasta un gin tonic después de cenar,  y su planta baja, de la que no tengo fotos decentes por que estaba en casi penumbra, es perfecta para organizar una cena “semi privada” con amigos, (digo “semi privada” por que justo es la planta en la que están los lavabos)

Me quedé enamorada de sus sillas de piel, de los botes de cocina colocados en una especie de alacena empotrada, y de la “reja” geométrica tan setentera que cubría un gran espejo.

maricastana-brunch

maricastana-brunch

maricastana-brunch

maricastana-brunch

maricastana-brunch

maricastana-brunch

Brunch, comida, cena, o café rápido, estoy segura de que seguiremos buscando estos ratitos juntas tan necesarios y relajantes, en los que nos olvidamos un poco del mundo, y compartimos momentos con las mujeres que más saben de nosotras. ¡Por la amistad!

Foodiekids, una guía para chuparse los dedos

guia-foodiekids-mammaproof-

El sábado pasado por fín, después de miles de mensajes en un grupo de whatsapp, muchas risas y algún momento de stress a tope, “las chicas foodiekids” nos juntamos en La Cocinita de Mamá Campo por un motivo muy especial, la presentación de la guía foodiekids de Mammaproof de la que soy coautora junto con Celia, Clara, Cristina, Almudena, Cruz, Noemí, Carmen y Mariu.

Reconozco que estaba un poco nerviosa por que todo saliera bien, y también por que ese día conoceríamos a Mavi y Sarah, quienes hace cuatro años se lanzaron a la aventura de crear Mammaproof, poniendo así su granito de arena para que las ciudades sean cada vez más “family welcome”, y que han confiado en Celia y en mí para llevar adelante Mammaproof Madrid aún sin “conocernos” personalmente.

Elegimos como punto de reunión a La Cocinita de Mama Campo por muchos motivos. Ellos fueron precursores en ofrecer alimentación eco para niños, así como talleres de cocina para ellos, siempre han apoyado y confiado en el proyecto desde sus orígenes, y además en su espacio podríamos charlar mientras los peques disfrutaban de un taller de smoothies.

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

Los peques pasaron un rato genial acompañados por una monitora que les iba guiando en la preparación de la bebida de fruta eco y bebidas vegetales de Monsoy que luego se llevaron en una botellita. Julieta además se iba zampando todos los trocitos de fruta que iba pillando por allí, menos mal que las niñas de Carmen la cuidaban como si fuera su hermanita pequeña!

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

Después de ese ratito juntas en La Cocinita, disfrutando de un rico desayuno y hablando de nuestras experiencias en la elaboración de la guía (que podéis leer al final de este post), nos hicimos muchísimas fotos en el photocall improvisado que montamos con un montón de frutas y verduras que utilizamos de “atrezzo” y con las que salieron fotos chuísimas.

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

Y para terminar, qué mejor que probar el nuevo restaurante de Mama Campo, “La Cantina”, que sigue con su línea de ofrecer una carta eco pero en su versión más castiza y de tapeo y en el que pudimos probar muchas de sus riquísimas tapas para terminar de celebrar que la guía Foodiekids ya está a la venta, y ¡está siendo todo un éxito!

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-Miles de gracias a todos los establecimientos que participan en ella, a las marcas patrocinadoras (Bugaboo, La Colmena, Airbnb, Pingo, Monsoy) y a los fantásticos Mommo, que sacaron todas estas fotos preciosas que os enseño hoy y captaron momentos únicos para que nosotras estuviéramos despreocupadas y disfrutando del momento.

No os perdáis esta guía, de verdad… además de ser un producto único elaborado con muchísimo cariño por todas nosotras, es una edición limitada pasaporte gourmet en la que tendréis menús “foodiekids” gratuitos en cada restaurante que visitéis, y descuentos en tiendas y talleres. Por tan sólo 10€ dispondréis de una herramienta útil y con muchísima info a la hora de decidir dónde ir a comer con vuestros hijos, y además colaboraréis con 1€ que destinaremos a la asociación EDUCO de becas de comedor infantil. Estos son los puntos de venta en Madrid, y también la podéis adquirir online!

¿Os unís a la revolución del menú infantil? Let’s Foodie Kids!

El mejor sandwich del mundo para InspirAcción

InspirAcción

InspirAcción

A principios de año, Cristina de “Yellow Mandarín”, Teresa de “La casa donde viví” y Celia de “Ahora soy mamá” nos presentaron a varias bloggers/Instagramers su proyecto “InspirAcción” en el que que cada mes del año una de nosotras lanzaría al resto (y a quien quiera unirse!) su particular reto creativo.

El reto

El primero de esos retos lo propuso Cristina, tenía que ser una receta que nos definiera y cuando lo vi pensé que sí, que efectivamente sería un gran reto, por que no es ningún secreto que la cocina y yo no nos llevamos bien… pero venga, le dí un par de vueltas a la cabeza y seleccioné algunos ingredientes que me gustan y sé que combinan bien con el propósito de hacer un sandwich rico. La idea es mostrarse a través de una receta, y si la cocina no es lo mío no iba a ponerme a hacer algo a lo master chef, no?  pero me propuse ir un pasito más allá, salir de mi “zona de confort”, y pensé que sería genial hacer el pan para ese sandwich. Me encanta el pan, y además creo que hay algo de romántico en la idea de hacerlo tú misma, hornearlo y dejar ese olor tan rico en casa, así que la idea estaba decidida.

Hacer el pan

Confieso que he tenido la ayuda de mi chico, por que al final se me echó el tiempo encima y veía que no llegaba, peeero él me sorprendió con buena parte del proceso en marcha.

InspirAcción

1. Primero necesitamos prefermento, que se consigue mezclando 200gr. de harina de centeno, 15gr. de levadura fresca y 200ml. de agua en un bote de cristal hermético. Se deja reposar una hora a temperatura ambiente y otras 48 horas en la nevera.

2. Pasado ese tiempo, se cogen 100gr. y se añaden 100gr. de harina de espelta, 5gr de azúcar y 100ml. de agua. Se mezcla y se deja que doble el tamaño durante 2 horas en un bol a temperatura ambiente.

3. Tras reposar, se cogen 200gr. y se le añaden 500gr. de harina de fuerza, 10gr de sal y 300ml. de agua y se pone en una amasadora durante 90 minutos.

4. Tras el amasado eléctrico, se amasa un par de veces más manualmente sobre una tabla con harina o aceite, y se deja reposar durante una hora.

5. Se vuelve a amasar, se hace una bola/barra, y se deja reposando otras dos horas en un bol tapado con un paño húmedo y a temperatura ambiente.
6. Se hornea durante 45 minutos a 200º, dependiendo del horno pero más o menos.
InspirAcción
InspirAcción
InspirAcciónTanto reposo y tanto amasado tiene su recompensa, y nos va a quedar un pan riquísimo que con sólo poner un chorrito de aceite por encima nos va a saber mmm… pero mis ingredientes estaban decididos, y corté una rebanada para hacer “el mejor sandwich del mundo” 😉
Ingredientes
InspirAcción
– Una loncha de queso Gouda
– Un par de lonchas de pavo
– Dos rodajitas de tomate
– Aguacate
Colocar los ingredientes tiene su técnica así que os recomiendo poner el queso sobre uno de los panes (para que funda mejor cuando lo tostemos), luego el pavo, las rodajas de tomate y justo en la otra rebanada el aguacate (así el tomate se “pegará” al aguacate y no se desmoronará tanto).
InspirAcción
InspirAcción
Una vueltecita a la plancha, y acompañado de un zumo de naranja recién exprimido será un estupendo brunch de domingo!
Buen fin de semana a todos!