Serafina, un restaurante en el centro para ir en familia

serafina-cocina-bar

Hoy vengo con un descubrimiento gastronómico estupendo para quienes seáis amantes del centro más centro de Madrid o trabajéis por la zona de Puerta del Sol. Y es que siempre me ha sorprendido que no hubiera apenas restaurantes bonitos para tomar algo por la zona, y que casi todos los establecimientos estuvieran dirigidos a turistas, lo que se traduce en precios altos y comida… en fín, dejémoslo en mejorable.

Pero un día pasé por la puerta y vi de refilón su ladrillo visto, “subway tiles” y mobiliario industrial y supe que por fín había un sitio por la zona que merecía la pena probar.

“Serafina” es el nombre de la madre de cuatro hermanos amantes de la restauración, que no dudaron en homenajear a su madre cuando se decidieron a abrir un restaurante, por que querían que su cocina estuviera repleta de comida sencilla, pero con ingredientes de gran calidad, como los que utilizaba su madre al cocinar.

El restaurante consta de dos plantas, una de calle con algunas mesas bajas y sillas de estilo vintage, perfecta si vais en familia y lleváis carrito, y una planta alta súper luminosa, con varias mesas en los ventanales, lámparas preciosas, una chimenea y hasta un sofá tipo “chester” en el que dan ganas de echar una cabezada después de saborear los platos de su carta…serafina-cocina-barUna carta de las que me encantan, con muchos entrantes diferentes, algunos platos principales potentes, y una selección de postres de las que me hacen volver para poder probarlos todos.

Cuando fuimos a probarlo en familia además, no pudieron ser más amables y abiertos a recibir peques. Nos acomodaron en una mesa con espacio para aparcar el Bugaboo Bee, nos ofrecieron una trona, y mientras mirábamos la carta las peques se entretenían pintando en sus manteles de papel.

serafina-cocina-barserafina-cocina-bar

Probamos el Wan ton de langostino, un plato que nos sorprendió por su explosión de sabores, de segundo el tataki de atún y la hamburguesa, y de postre una tarta de manzana con helado de violetas que cuando probé se colocó en la primera posición de mis postres favoritos del mundo, y en el de Martina también, como podéis ver 😉

serafina-cocina-bar

serafina-cocina-barserafina-cocina-bar

Al tener tan buena experiencia familiar, fue uno de mis restaurantes elegidos para formar parte de la guía Foodiekids en la que podréis encontrar vales canjeables por un menú para niños si queréis ir a probarlo. La guía es una edición limitada así que no os quedéis sin la vuestra!

Podéis leer mi crónica en Mammaproof aquí.

¡Hasta el sábado!

Anuncios

El Columpio, un restaurante lleno de color

el-columpio-restaurante-foodiekids

La semana pasada volvimos a sacar a pasear nuestra guía Foodiekids de paseo y esta vez probamos el restaurante El Columpio, entre Alonso Martínez y Chamberí.

Lo primero que nos sorprendió cuando entramos fue que es realmente grande, luminoso, y con muchísimo espacio entre mesas, lo que lo hace accesible 100% para ir con carrito.

el-columpio-restaurante-foodiekidsel-columpio-restaurante-foodiekidsel-columpio-restaurante-foodiekids

Como llegamos muy pronto y era un día entre semana, aún no había mucha gente, así que saqué la cámara y me dediqué a inmortalizar cada uno de sus coloridos rincones. Su pared de tablas de madera ya es famosa por Instagram, pero a mí lo que verdaderamente me conquistó fueron las sillas a medio pintar, con esos colores tan vibrantes que tan bien combinan con la madera.

el-columpio-restaurante-foodiekids

el-columpio-restaurante-foodiekids

el-columpio-restaurante-foodiekids

En la carta tienen un montón de entrantes a cada cual más apetecible, arroces, pastas, y platos de carne y pescado, pero una de las cosas que más llaman la atención según te sientas a la mesa es el tremendo cubo de mantequilla con pan que ponen sobre la mesa, sí, sí, un CUBO de mantequilla como si hubieran batido la leche directamente ordeñada en él.

el-columpio-restaurante-foodiekids

el-columpio-restaurante-foodiekids

Como el restaurante pertenece a la guía Foodiekids, Martina comió gratis su menú especial que consistía en cuatro hamburguesitas de ternera con patatas. Nosotros probamos el wok de veruduras, el ceviche y también los ravioli de gambas que me sorprendieron muchísimo por su presentación y explosión de sabores. De postre Martina tomó helado, y también compartimos una porción de tarta de manzana que estaba realmente buena, aunque tenían muchísimas opciones y nos costó decidir!

el-columpio-restaurante-foodiekidsel-columpio-restaurante-foodiekidsel-columpio-restaurante-foodiekidsel-columpio-restaurante-foodiekids

Si estáis por la zona, os apetece probarlo y vais con peques, podéis comprar antes vuestra guía Foodiekids en Luna de Papel o La Cocinita de Mama Campo con la que los niños comerán gratis, y de paso descubrir sus tiendas si es que no las conocéis aún, seguro que os encantan!

Foodiekids, una guía para chuparse los dedos

guia-foodiekids-mammaproof-

El sábado pasado por fín, después de miles de mensajes en un grupo de whatsapp, muchas risas y algún momento de stress a tope, “las chicas foodiekids” nos juntamos en La Cocinita de Mamá Campo por un motivo muy especial, la presentación de la guía foodiekids de Mammaproof de la que soy coautora junto con Celia, Clara, Cristina, Almudena, Cruz, Noemí, Carmen y Mariu.

Reconozco que estaba un poco nerviosa por que todo saliera bien, y también por que ese día conoceríamos a Mavi y Sarah, quienes hace cuatro años se lanzaron a la aventura de crear Mammaproof, poniendo así su granito de arena para que las ciudades sean cada vez más “family welcome”, y que han confiado en Celia y en mí para llevar adelante Mammaproof Madrid aún sin “conocernos” personalmente.

Elegimos como punto de reunión a La Cocinita de Mama Campo por muchos motivos. Ellos fueron precursores en ofrecer alimentación eco para niños, así como talleres de cocina para ellos, siempre han apoyado y confiado en el proyecto desde sus orígenes, y además en su espacio podríamos charlar mientras los peques disfrutaban de un taller de smoothies.

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

Los peques pasaron un rato genial acompañados por una monitora que les iba guiando en la preparación de la bebida de fruta eco y bebidas vegetales de Monsoy que luego se llevaron en una botellita. Julieta además se iba zampando todos los trocitos de fruta que iba pillando por allí, menos mal que las niñas de Carmen la cuidaban como si fuera su hermanita pequeña!

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

Después de ese ratito juntas en La Cocinita, disfrutando de un rico desayuno y hablando de nuestras experiencias en la elaboración de la guía (que podéis leer al final de este post), nos hicimos muchísimas fotos en el photocall improvisado que montamos con un montón de frutas y verduras que utilizamos de “atrezzo” y con las que salieron fotos chuísimas.

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-

Y para terminar, qué mejor que probar el nuevo restaurante de Mama Campo, “La Cantina”, que sigue con su línea de ofrecer una carta eco pero en su versión más castiza y de tapeo y en el que pudimos probar muchas de sus riquísimas tapas para terminar de celebrar que la guía Foodiekids ya está a la venta, y ¡está siendo todo un éxito!

guia-foodiekids-mammaproof-

guia-foodiekids-mammaproof-Miles de gracias a todos los establecimientos que participan en ella, a las marcas patrocinadoras (Bugaboo, La Colmena, Airbnb, Pingo, Monsoy) y a los fantásticos Mommo, que sacaron todas estas fotos preciosas que os enseño hoy y captaron momentos únicos para que nosotras estuviéramos despreocupadas y disfrutando del momento.

No os perdáis esta guía, de verdad… además de ser un producto único elaborado con muchísimo cariño por todas nosotras, es una edición limitada pasaporte gourmet en la que tendréis menús “foodiekids” gratuitos en cada restaurante que visitéis, y descuentos en tiendas y talleres. Por tan sólo 10€ dispondréis de una herramienta útil y con muchísima info a la hora de decidir dónde ir a comer con vuestros hijos, y además colaboraréis con 1€ que destinaremos a la asociación EDUCO de becas de comedor infantil. Estos son los puntos de venta en Madrid, y también la podéis adquirir online!

¿Os unís a la revolución del menú infantil? Let’s Foodie Kids!