4 + 6 libros infantiles refrescantes para las vacaciones

Hace unos días la web de Buenas Madres se puso en contacto conmigo para que colaborase con ellos haciendo mi pequeña selección de títulos infantiles para este verano. Allí he destacado 10 de mis favoritos y aquí os adelanto los cuatro que más nos ha gustado:

1. “El señor del castillo” de Canica Books. Uno de nuestros últimos descubrimientos de una editorial pequeñita pero con títulos maravillosos, como éste, que nos lleva al mundo imaginario de un niño que  cuando va a la playa vive mil  y una aventuras con el cubo como casco y la pala como espada.

el-señor-del-castillo

2. “Malena Ballena” de Libros el zorro rojo. Un imprescindible para que las niñas y jóvenes se quiten complejos de encima a través de una fantástica historia de superación que junto a unas ilustraciones preciosas, lo hacen un álbum ilustrado de 10.

3.“La ola” de Bárbara Fiore. Uno de nuestros álbumes mudos favoritos por la gran expresividad de sus ilustraciones a acuarela y carboncillo que transmiten alegría, libertad y amor por el mar. Totalmente maravilloso y un imprescindible para los amantes de la ilustración.

4. “Gatito y las vacaciones” de Kalandraka. Un libro de apariencia sencilla pero que nos emocionará profundamente por los mensajes que encierra, como los distintos modelos de familia, o la crisis económica que deja sin vacaciones a muchas familias, como a la de Gatito, aunque lo importante es que pasarán los días juntos.

GATITO3Portada.fh11

Lo otros 6 títulos, los podréis encontrar en  este post de la web de Buenas Madres, espero que os gusten!

¡Feliz miércoles a todos!

Anuncios

Saltwaters Sandals

El verano pasado por estas fechas, empecé a ver cómo los blogs de EEUU que frecuentaba, se llenaban de fotos de pequeños (y no tan pequeños) llevando las mismas sandalias veraniegas en varios colores.

Saltwater sandals

Fuente: The Rockstar Diaries

Saltwater sandals

Fuente: The Rockstar Diaries

Fuente: Pinterest

Fuente: Pinterest

Fuente: Pinterest

Fuente: Pinterest

Investigando un poco, encontré que se trataban de las “Salt Water Sandals“, que surgieron en 1940 en EEUU y se fabricaban aprovechando los restos de las botas que se hacían para los hombres que iban a luchar a la Segunda Guerra Mundial. Pronto se convirtió en el calzado que llevaban todos los niños por su comodidad y resistencia.

Fuente: Pinterest

Fuente: Pinterest

Tienen 4 modelos y 14 colores diferentes, y aunque todos son muy bonitos, tengo predilección por las “original” en color rojo, así que a través de Amazon, encargué un par para Martina y otro para mi.

Cuando llegaron a casa quisimos estrenarlas en seguida, y salimos a la calle a lucir nuestras sandalias a juego.

Desde el primer momento las disfrutamos muchísimo. Además de bonitas, son cómodas, se limpian fácilmente (hasta en la lavadora!), son resistentes al agua, al sol, a la arena…

Nos pasamos todo el verano pasado llevándolas y ambas siguen como nuevas. Sin ninguna duda, he vuelto ha comprar el mismo modelo para que Martina las lleve también este verano, y yo… yo me he dado un capricho y me he comprado otro modelo 😉