DIY de tetrabrick a monedero

El domingo pasamos todo el día en el primer “Recycling Market” en Madrid, organizado por Ecoembes en el espacio de Medialab Prado, y las niñas y yo aprendimos muchísimas cosas sobre reciclaje

Además de una serie de puestos de productos reciclados y sostenibles como Cartonlab (mobiliario con cartón recuperado) o Petlamp (lamparas realizadas a mano a base de plásticos PET), había programadas una serie de actividades súper interesantes y gratuitas para niños y adultos que se desarrollaron durante toda la jornada, como talleres de instrumentos musicales, cuentacuentos, guiñoles, pintacaras, taller de pan y de cocina…

diy-tetrabrick-monedero

diy-tetrabrick-monedero

diy-tetrabrick-monedero

diy-tetrabrick-monedero

diy-tetrabrick-monedero

diy-tetrabrick-monedero

Nosotras hicimos unos semilleros y maceteros con un envase de yogourt y una botella de agua, sellos de figuras con tapones de plástico, y el “tetra-monedero” que os enseñaba en Instagram y del que prometí hacer un tutorial.

diy-tetrabrick-monedero

Los materiales que necesitamos son:

– Un cartón de zumo/leche vacío

– Cinta aislante fina de ferretería

– Dos velcros autoadhesivos

– Tijeras

El primer paso es recortar los extremos del tetrabrick para que nos quede abierto por ambos lados. Después los forramos con la cinta aislante para que el aluminio no nos corte.

Doblamos el tetrabrick sobre sí mismo un poco más de la mitad. Fijaos en qué lado dobláis para que la parte menos bonita quede en el interior, que es lo que no se va a ver.

Recortamos la parte sobrante para hacer la solapa de nuestro monedero.

diy-tetrabrick-monedero

Ponemos un par de grapas en los pliegues del interior del monedero y como toque final pegamos el velcro autoadhesivo para hacer el cierre. Si los velcros no quedan muy bien pegados, podéis darles una puntada con una aguja o incluso graparlos.

diy-tetrabrick-monedero

¡Y ya está! podemos decorarlo como queramos, tapar las marcas con más cinta aislante, o dejarlo tal cual y que conserve el toque reciclado 😉

diy-tetrabrick-monedero

diy-tetrabrick-monedero

Si los peques saben utilizar las tijeras es una manualidad bastante fácil para hacer con ellos que además les enseñará las el bonito arte del “reusing”. Y no tiréis el tapón! puede ser la base de un sello con goma eva, o si juntáis muchos, un juego para emparejar letras como el que os enseñaba aquí.

¿Tenéis más proyectos DIY con tetrabrick? ¡Me encantará conocerlos!

*** este post NO está patrocinado por Don Simón 😉 ***

Anuncios

Flores con cartones de huevos para recibir la primavera

Instagram se ha convertido en mi red social favorita desde hace meses. Gracias a ella conocí a Victoria, de Environments Dreamers, que por segundo año consecutivo ha lanzado un “Spring Meeting”, invitando a bloggers a compartir un post especial, dando la bienvenida a la primavera.

Spring Meeting

Y como a nosotras nos encantan las manualidades con materiales reciclados, pensamos en utilizar unos cartones de huevos para hacer unas flores muy primaverales.

Necesitamos:

– Cartón de huevos

– Pinturas acrílicas

– Pompones amarillos

– Limpiapipas verdes

– Tijeras

– Pegamento

Materiales

Todos los materiales que véis están comprados en Tiger. No, no es un post patrocinado… aunque ya podría serlo la verdad.

Si nos fijamos en las hueveras, veremos que en cada hueco se forma una “flor de cuatro pétalos, así que tenemos que recortarla y pintarla del color que más nos guste. Una vez se haya secado, introducimos un alfiler en el centro, y metemos el limpiapipas, doblándolo hacia un lado para que quede sujeto.

Imagen

Con la pistola de pegamento, ó con un poco de cola, colocamos un pompón amarillo que será nuestro “polen”, y voilà! ya tenemos una flores de lo más primaverales, recicladas, y llenas de color.

Flores con hueveras de cartón

Flores con hueveras de cartón

Reciclando en casa: Ceras viejas… ceras nuevas!

Recuerdo que cuando era pequeña, me daba muchísima pena tirar a la papelera los restos de sacar la punta a los plastidecor. Al fin y al cabo, seguían siendo trocitos diminutos de pinturas… seguro que algo se podría hacer con ellos. Lo mismo con los cientos de pinturas rotas que seguro todavía andan por casa de mis padres guardadas en estuches.

Pues bien, el día de las segundas oportunidades a los restos de ceras ha llegado, y como todo lo que solemos hacer, no puede ser más fácil.

Necesitamos:

– Ceras que necesiten ser afiladas.

– Un sacapuntas.

– Ceras rotas.

– Un molde para bombones o galletas pequeñas para horno.

– Un/a mini ayudante.

Ceras multicolor

Sacamos punta a las ceras y ponemos los restos en los moldes. Lo mismo con los trozos de ceras rotas que tengamos a mano. Cuantos más colores variados mejor.

DSC_0087
Calentamos en el horno durante unos 15 minutos a 180º, dejamos enfriar, y voilà! ceras nuevas multicolores.

Nosotras hemos mezclado sin pensar mucho, pero se me ocurre que pueden quedar preciosas en tonos cálidos para crear atardeceres (rojos, naranjas, ocres, amarillos), o en tonos fríos para el mar, por ejemplo.

Es una actividad muy muy fácil y muy muy rápida, y los peques pueden desarrollar el manejo del sacapuntas, los cambios de estado, y como no, la creatividad, además de aprender a reutilizar y reciclar.

¿Os animáis a probar?