Hermanas sobre ruedas

patinete-mini-micro-maxi-micro

El pasado fin de semana estuvimos de finde rural todo el equipo de Kiva magazine, y aunque sabía que entre tanto niño (¡18 en total!) las peques no se iban a aburrir, decidimos meter en el maletero sus patinetes, sobretodo porque a Julieta se lo habíamos regalado hacía relativamente poco y aún no había tenido muchas oportunidades de sacarlo a la calle, así que esta era la ocasión perfecta para practicar y que se hiciera con él.

Cuando añadí a la lista de regalos de Julieta este patinete me llegaron muchas consultas sobre si era adecuado para niños tan pequeños, y la verdad es que yo también tenía mis dudas pero  teniendo en cuenta que a la mínima se subía al “Maxi micro” de Martina, decidimos hacernos con el “Mini micro” para ella. Mismo modelo, tamaño más pequeño.

patinete-mini-micro-maxi-micro

patinete-mini-micro-maxi-micro

Y no pudimos elegir mejor.

Cuando Martina comenzó a utilizar el suyo ya nos sorprendió mucho lo bien y rápido que adquirió confianza y estabilidad con él y cómo en cuestión de minutos pasaba de modo “precavido” a modo “velocidad de vértigo”.

Y es que después de pasarnos la primavera y parte del verano practicando con la bici que le trajeron los Reyes y que le costase verdaderos esfuerzos avanzar con ella incluso con ruedines, verla tan ligera y segura sobre el patinete era una pasada.

patinete-mini-micro-maxi-micro

patinete-mini-micro-maxi-micro

patinete-mini-micro-maxi-micro

El patinete en sí es súper ligero pero a la vez muy resistente, y tiene un sistema de giro genial que depende de cuánto se incline o no el niño, de modo que mantienen el control en todo momento, y las dos ruedas delanteras son “las culpables” de aportarles estabilidad y seguridad extra.

patinete-mini-micro-maxi-micro

patinete-mini-micro-maxi-micro

patinete-mini-micro-maxi-micro

patinete-mini-micro-maxi-micro

Y qué mejor maestra para Julieta que ella. Durante los días que estuvimos en la casa rural Martina estuvo súper pendiente de mostrarle cómo debía sujetar el manillar, apoyar un pié, impulsarse con el otro… y como en todo en la vida, a base de prueba y error la pequeña consiguió hacerse con él, imitando los gestos de su hermana, y hasta la forma de levantar una de las piernas…

patinete-mini-micro-maxi-micro

patinete-mini-micro-maxi-micro

Ahora sólo falta seguir practicando y dentro de nada estarán echando carreras!

Y aprovecho este post para contaros que desde hace unas semanas soy embajadora de Dideco, y con el código MADRIDMARTINA tendréis un 5% de descuento en vuestras compras online 🙂

* Post en colaboración con Dideco

Anuncios