Libros para leer a los hermanos mayores (Primera parte)

El año pasado por estas fechas, embarazada de 5 meses de Julieta, me puse a recopilar libros que pusieran un poco en situación a Martina sobre lo que iba a pasar.

Encontré muchos títulos relacionados con la llegada de un hermanito/a, pero la gran mayoría se centraba en el tema celos, algo que en ese momento, no sabíamos si pasaría o no. También encontré muchos que resaltaba la importancia de ser “el mayor”, pero tampoco era lo que buscaba.

Martina siempre ha sido muy sensible a los cambios, cualquier pequeña alteración en la rutina le afectaba, y por eso intuía que aunque estaba muy feliz con la idea de tener una hermana, los cambios que se iban a vivir en casa con la llegada de Julieta no iban a ser fáciles para ella. Necesitaba que entendiera que aunque las cosas cambiaran, había algo que nunca iba a cambiar… lo mucho que siempre la querríamos.

Empezamos a leer “Espero un hermanito”, un cuento muy visual en el que página a página, “la tripita de la mamá de María” va creciendo, y cuando se desdobla la hoja podemos ver también como el bebé crece y cambia de posición. Nos gustó mucho como “María” va evolucionando en sus emociones y aunque al principio no le gusta mucho la idea, finalmente tiene muchas ganas de ver a su hermano. El bebé está preparado para nacer, y ella también lo está para recibirle.

Espero un hermanito

Como teníamos pensado que Julieta naciera en casa y que si a Martina le apetecía pudiera presenciar su nacimiento, removí cielo y tierra para encontrar el único libro infantil que cuenta un parto en casa, “Hola Bebé”. Lo estuve buscando por un montón de librerías, incluso fuera de España, pero parecía imposible de conseguir. Finalmente lo encontré en una librería de La Rioja, cuyo propietario no entendía mis gritos de alegría al otro lado del teléfono cuando me dijo que le quedaba un ejemplar.

El libro cuenta la historia de una familia que se prepara para recibir a un bebé en casa. La mamá comienza con el trabajo de parto, los hijos preparan cojines y mantas, llaman a la comadrona para que les atienda, y todos presencian como nace el pequeño, que automaticamente es colocado en el pecho de su madre. Tras tomar la cena, encienden la chimenea del salón, y duermen todos juntos.

Hola Bebé

Creo que fue el libro que más veces leímos, por que a Martina le apasionaba la historia, las ilustraciones, y la felicidad que desprendía esa familia. Por mi parte, confieso que leer esa preciosidad de relato, hacía que me relajara y visualizara el momento del parto como algo normal, tranquilo y feliz, tal y como lo describe el libro. Es una pena que no lo reediten.

Y para terminar esta primera parte sobre libros que a nos encantaron leer en esa etapa “pre-bebé”, uno de mis favoritos por su ternura, sus ilustraciones, y lo bien que aborda el miedo de los niños a que “les dejemos de querer”… es “Siempre te querré, pequeñín”, y cuenta la historia de un zorrito que está un poco enfadado, y pregunta una y otra vez a su madre si le querría y cuidaría en cualquier circunstancia. No puedo evitar emocionarme una y otra vez cuando lo leo, por como transmite el miedo el pequeño a no ser querido, y el amor incondicional de una madre hacia su hijo.

Si además os gusta contar los cuentos con muñecos, he encontrado estos dos zorritos de peluche que cuadran perfectamente con la historia.

Siempre te querré pequeñín

Éste último ha sido muy especial para Martina y para mí, por que recalca una y otra vez la misma frase “pase lo que pase, siempre te querré mi pequeñín”. Aunque venga otro bebé, aunque a veces tenga rabietas, aunque no quiera terminarse la cena, aunque necesite llamar nuestra atención a cada segundo. Por que es su manera de decirnos que nos necesita, que nos quiere, que tiene miedo de perdernos… Pase lo que pase, siempre la querremos.

Espero que os haya gustado, la semana que viene espero poder escribir la segunda parte. 🙂

Anuncios