Flores con cartones de huevos para recibir la primavera

Instagram se ha convertido en mi red social favorita desde hace meses. Gracias a ella conocí a Victoria, de Environments Dreamers, que por segundo año consecutivo ha lanzado un “Spring Meeting”, invitando a bloggers a compartir un post especial, dando la bienvenida a la primavera.

Spring Meeting

Y como a nosotras nos encantan las manualidades con materiales reciclados, pensamos en utilizar unos cartones de huevos para hacer unas flores muy primaverales.

Necesitamos:

– Cartón de huevos

– Pinturas acrílicas

– Pompones amarillos

– Limpiapipas verdes

– Tijeras

– Pegamento

Materiales

Todos los materiales que véis están comprados en Tiger. No, no es un post patrocinado… aunque ya podría serlo la verdad.

Si nos fijamos en las hueveras, veremos que en cada hueco se forma una “flor de cuatro pétalos, así que tenemos que recortarla y pintarla del color que más nos guste. Una vez se haya secado, introducimos un alfiler en el centro, y metemos el limpiapipas, doblándolo hacia un lado para que quede sujeto.

Imagen

Con la pistola de pegamento, ó con un poco de cola, colocamos un pompón amarillo que será nuestro “polen”, y voilà! ya tenemos una flores de lo más primaverales, recicladas, y llenas de color.

Flores con hueveras de cartón

Flores con hueveras de cartón
Anuncios

Aprendiendo en casa: Cartones de huevos y matemáticas

De pequeña las matemáticas no eran mi fuerte. Supongo que el método de “a cajón” que utilizaban para enseñarlas tampoco era lo que más me ayudaba a entenderlas… así que con Martina intento meter números y operaciones sencillas en nuestro día a día con objetos que tenemos a nuestro alcance, y, si a eso le sumamos nuestra pasión por el “reusing”, tenemos una actividad como esta.

Necesitamos:

– Una huevera vacía de cartón, de 10 huecos a poder ser.

– 55 garbanzos, alubias, pompones…

– Unas pinzas.

– Papel, tijeras, rotulador, celo.

Recortamos diez círculos pequeños, del diámetro de la parte más estrecha de cada hueco de la huevera. Escribimos los números del 1 al 10, y los pegamos con pegamento ó un poco de celo, para que quede así:

Matemáticas con huevera

Y ya lo tenemos!, ahora sólo hay que meter con las pinzas el número de garbanzos que corresponden a cada hueco. De esta manera, materializamos las cantidades, contamos del 1 al 10, y practicamos la psicomotricidad fina al manejar las pinzas.