Reusando… las cajas de cereales

Mañana se acaba el cole para nosotros, y en casa hemos empezado a recopilar muchas ideas para poder hacer con Martina estos meses de verano.

Una de las cosas que más nos gustan es reutilizar cosas que por lo general acabarían en el cubo de la basura, darles una utilidad nueva, ó crear con ellos juegos y juguetes, así que incorporamos una nueva sección al blog que se va a llamar así, “Reusando…” y la inauguramos con las cajas de cereales.

Algunas de las ideas que tenemos las hemos cogido de la web, otras de actividades que han hecho en el cole de Martina, y otras muchas, de la creatividad que da improvisar con este tipo de materiales que tanta libertad dan a la hora de manejarlos.

Todas las ideas que nos han gustado las hemos guardado en nuestro Pinterest, y de todas ellas hemos elegido hacer… un circuito de canicas! . Y es que desde que estuvimos en “Kamchatka Magic Toys” durante “DecorAcción”, Martina no deja de hablar de los “caminos de canicas” que pusieron en su fachada y que tanto la entusiasmaron, así que la idea no nos podía venir mejor.

Así que si se os han acabado los cereales en casa, guardad la caja que empezamos!

Para empezar se pega con celo la parte superior de la caja para que quede cerrada.

Luego, con un cuter, cortamos todo el frontal dejando un par de dedos en la parte de abajo (eso hará que sirva para retener y guardas las canicas).

Cortamos el frontal en tres tiras del tamaño del lateral de la caja. Hacemos solapas en cada extremo, doblando medio centímetro (así nos será más fácil de pegar a la caja). Luego hacemos un círculo al lado de la doblez, y también uno en el lateral superior de la caja. Nosotras utilizamos una moneda de 20ct. y va perfecto para una canica de tamaño normal.

Manualidades con cajas de cereales

Recortamos los círculos con un cuter, y empezamos a pegar las tiras de cartón al interior de la caja, de modo que queden como rampas para que al meter la canica por el agujero superior, vaya cayendo por ellas.

Decoramos, y ya tenemos entretenimiento durante un rato!

Manualidades con cajas de cereales

Recomendamos utilizarlo sobre una alfombra ó paño para que el ruido de las canicas cayendo una y otra vez no despierte los instintos asesinos de nuestro vecino de abajo 😛

 

 

Anuncios

Jugando con barritas fluorescentes

En esta última semana en la que parece que ha vuelto el invierno a Madrid, hemos vuelto a sacar nuestra caja de manualidades y rebuscar para disfrutar, jugar y aprender en casa.

Buscando en la caja, encontré un tubo de barritas fluorescentes que había comprado hace tiempo y que aún estaba sin usar, y no pudieron tener más éxito.

Primero por que “romperlas” y que los colores vibrantes aparezcan, para los niños es todo un espectáculo. Al ratito bajamos las persianas para evitar que entrase la escasa luz que había fuera y estuvimos jugando por toda la casa con ellas.

También las metimos en tarritos de cristal, y aprovechamos para hacer un xilófono casero rellenándolos con distintas medidas de agua.

barritas fluorescentes

Luego, con los conectores, se nos ocurrió hacer formas, caritas, las letras para formar el nombre de Martina, y collares y pulseras, claro!

barritas fluorescentes barritas fluorescentes barritas fluorescentes barritas fluorescentes

Mucha diversión con algo sencillo, barato, y fácil de encontrar*.

*Los nuestros son de las tiendas Tiger

 

Flores con cartones de huevos para recibir la primavera

Instagram se ha convertido en mi red social favorita desde hace meses. Gracias a ella conocí a Victoria, de Environments Dreamers, que por segundo año consecutivo ha lanzado un “Spring Meeting”, invitando a bloggers a compartir un post especial, dando la bienvenida a la primavera.

Spring Meeting

Y como a nosotras nos encantan las manualidades con materiales reciclados, pensamos en utilizar unos cartones de huevos para hacer unas flores muy primaverales.

Necesitamos:

– Cartón de huevos

– Pinturas acrílicas

– Pompones amarillos

– Limpiapipas verdes

– Tijeras

– Pegamento

Materiales

Todos los materiales que véis están comprados en Tiger. No, no es un post patrocinado… aunque ya podría serlo la verdad.

Si nos fijamos en las hueveras, veremos que en cada hueco se forma una “flor de cuatro pétalos, así que tenemos que recortarla y pintarla del color que más nos guste. Una vez se haya secado, introducimos un alfiler en el centro, y metemos el limpiapipas, doblándolo hacia un lado para que quede sujeto.

Imagen

Con la pistola de pegamento, ó con un poco de cola, colocamos un pompón amarillo que será nuestro “polen”, y voilà! ya tenemos una flores de lo más primaverales, recicladas, y llenas de color.

Flores con hueveras de cartón

Flores con hueveras de cartón

Aprendiendo en casa: Cartones de huevos y matemáticas

De pequeña las matemáticas no eran mi fuerte. Supongo que el método de “a cajón” que utilizaban para enseñarlas tampoco era lo que más me ayudaba a entenderlas… así que con Martina intento meter números y operaciones sencillas en nuestro día a día con objetos que tenemos a nuestro alcance, y, si a eso le sumamos nuestra pasión por el “reusing”, tenemos una actividad como esta.

Necesitamos:

– Una huevera vacía de cartón, de 10 huecos a poder ser.

– 55 garbanzos, alubias, pompones…

– Unas pinzas.

– Papel, tijeras, rotulador, celo.

Recortamos diez círculos pequeños, del diámetro de la parte más estrecha de cada hueco de la huevera. Escribimos los números del 1 al 10, y los pegamos con pegamento ó un poco de celo, para que quede así:

Matemáticas con huevera

Y ya lo tenemos!, ahora sólo hay que meter con las pinzas el número de garbanzos que corresponden a cada hueco. De esta manera, materializamos las cantidades, contamos del 1 al 10, y practicamos la psicomotricidad fina al manejar las pinzas.

Aprendiendo en casa: abecedario con tapones de plástico

Desde hace ya varios meses, en casa guardamos todos los tapones de plástico que caen en nuestras manos. Por lo general, los llevamos al cole de Martina en el que se recogen para colaborar con  proyectos solidarios, pero también reciclamos algunos de ellos para hacer manualidades, jugar a ordenarlos por colores, por tamaños, ó como en este caso, utilizarlos para aprender las letras con ellos.

Necesitamos:

– 27 tapones a poder ser iguales.

– Letras de goma eva ó fieltro autoadhesivas, pegatinas de letras, ó directamente imprimir las letras en el tamaño del tapón. Nosotras encontramos unas bolsitas de letras en Tiger que nos vinieron perfectamente para la ocasión.

– Una cartulina

Ponemos una letra en cada tapón. Sea como sea, involucramos al peque en el proceso, prepararlo es lo más divertido!. Martina iba buscando las letras, eligiendo los colores que quería, quitando el papel de las letritas (genial para ejercitar la psicomotricidad fina), y por su puesto, pegándolas en cada tapón.

Colocamos todos los tapones encima de la cartulina, y dibujamos el contorno de todos ellos con un rotulador. Escribimos una letra en cada círculo, y voilà! ya podemos poner cada tapón encima de la letra correspondiente.

IMG_9825

Una idea fácil, eco y con un nivel de entretenimiento 7/10 😉

Aprendiendo en casa: receta de nieve con bicarbonato

¿Fabricar nieve? ¿en casa? Pues sí, y además no puede ser más fácil.

En Pinterest he encontrado varias recetas, algunas con bicarbonato y espuma de afeitar, otras con bicarbonato y acondicionador de pelo… pero en casa probamos únicamente con agua, y funcionó a la perfección, así que necesitamos:

– 300gr. de bicarbonato

– Agua

– Un recipiente ancho y hondo en el que poder hacer la mezcla y jugar. Nosotras utilizamos un cajón de la estantería TROFAST de IKEA

Simplemente llenamos el recipiente con el bicarbonato y vamos añadiendo agua mientras removemos. En general admite bastante agua, así que es difícil que nos quede líquida. Poco a poco veremos como va cogiendo consistencia de nieve, y lo mejor, está incluso fría!

photo 1

Martina estuvo jugando con sus muñecos, haciendo bolas con la “nieve”, tocándola… la textura está tan conseguida que incluso conseguimos hacer un pequeño muñeco de nieve (que el móvil no llegó a capturar, sorry…).

Definitivamente, todo un Pinterest challenge que merece la pena probar, por lo fácil, rápido, y divertido. ¿Os animáis?

Aprendiendo en casa: Pintando la sal

Volvemos a la carga con nuestro Pinterest Challenge de esta semana.

Como he contado alguna vez, a Martina le apasionan las letras, y le entusiasma especialmente reconocer su nombre en cualquier lado, así que este experimento con sal, me pareció que podría divertirle y sorprenderle.

Necesitamos:

– Cola de pegar

– Sal gorda

– Colorante alimenticio

– Agua

– Recipientes para mezclar (tantos como colores se quieran usar)

– Un cuentagotas

Imagen

Colocamos todos los utensilios, y ponemos agua en los recipientes. Después echamos unas gotitas de colorante en cada tarrito de cristal (esta es la parte que más le gusta a Martina, servir el agua con la jarrita y apretar los tubos de colorante para teñir el agua).

photo 2

En una cartulina escribimos el nombre con el pegamento, y espolvoreamos la sal gorda sobre todas las letras. Sacudimos el papel para retirar la sal sobrante, y nos quedará todo algo como esto:

photo 5

Ahora viene lo más divertido. Con un cuentagotas, Martina ha ido cogiendo el agua teñida y al contacto con la sal… tachán! las letras se han ido coloreando, descubriendo su nombre, con “mira mamiiiii” como música de fondo.

photo-2

Esta es una actividad súper completa para los peques. Practican la coordinación, aprenden el funcionamiento de un gotero (aprieta, suelta, sácalo del bote, “no se escapa el líquido mami!”, aprieta ahora, “halaaaa”), ven cómo la sal absorbe el líquido, y cómo al secarse vuelve a estar blanca, y las posibilidades son infinitas: nombres, números, figuras geométricas… Una idea fácil, divertida, y con ingredientes fáciles de conseguir.

¿Os animáis a probar?