El día que Martina eligió su nombre

Martina

Hoy hace ya cinco años de uno de los momentos más duros que he vivido en mi vida, que he vivido como madre.

Acudía feliz a la consulta del ginecólogo, embarazada de apenas 12 semanas. Allí me harían una eco en la que vería a mi bebé y no podía estar más emocionada. Las primeras veces son tan especiales… Tumbada ya en la camilla y con la tripa al descubierto, tuve que tomarme un bombón para que se animara a moverse. En seguida su mini cuerpecito reaccionó al azúcar y empezó su baile.

Un bebito precioso. Un bebito perfectamente distinguible, no aquel “osito de gominola” de hacía semanas. Cabeza, tronco, bracitos, piernas, hasta se podían averiguar sus manitas.

Cuando tomaban las medidas comenzaron las caras raras, las miradas extrañas. Estaba embarazada pero conservaba todas las neuronas, y sabía que algo estaba pasando, y que ese algo no era muy bueno. Sabía que esas medidas eran importantes, había leído sobre el “pliegue nucal” montones de veces, sobre probabilidades, números, porcentajes. En unos minutos todo eran pros y contras, pruebas, resultados, esperas, dolor.

3,41 mm

1:60

1 posibilidad entre 60 de que tuvieras un cromosoma de más, un cromosoma 21 de más.

El ginecólogo que me atendió, me recomendó hacerme una “biopsia de corion” para descartar anomalías (o confirmarlas, pensé). No entendía nada de lo que me decía, no por que no se explicara si no por que en mi cabeza andaba en otros pensamientos. ¿Qué era lo peor que podía pasar? ¿Qué riesgos tenía esa prueba? ¿Por qué me estaba pasando a mí si sólo tenía 26 años? ¿Era fiable?.

No quise pensar en nada más ni leer más sobre el tema. Pasé las 48 horas más angustiosas de mi vida, vomitando todo lo que no había vomitado los tres meses anteriores, esperando una llamada que me diera una respuesta, fuera la que fuera.

Descolgué el teléfono a toda velocidad. Mi amiga S estaba allí conmigo, con nosotras, en nuestro mini piso del centro con balcones llenos de luz, esperando esa llamada tanto como yo.

Era una niña, y tenía 23 cromosomas pares. De dos en dos. Ni uno más. Ni uno menos. Eras una niña y en ese momento te ganaste a pulso tu nombre, por que Martina significa “guerrera”, y tu primera guerra la ganaste dentro de mí.

Cuando me quedé embarazada de Julieta me replanteé si realizarme o no la prueba del triple screening por no ser una prueba diagnóstica, si no que se basa en el cálculo de probabilidades, unas probabilidades que se basan en muchas variables que pueden o no ser fiables, y que en mi caso supusieron 48 horas de infierno. Finalmente decidí no hacérmela y vivir mi embarazo tranquila y confiada en que pasara lo que pasara, sería para bien.

En estos 5 años he pensado muchas veces en ese día, en las decisiones que tomé, en qué habría pasado si esa prueba hubiera afectado a Martina, o si directamente hubiera provocado su pérdida, pero es momento de cerrar ciclo, dar gracias, y guardar esta historia para contarle a Martina el porqué de su nombre.

Me encantaría saber vuestras experiencias con las típicas pruebas en el embarazo y qué pensáis sobre ellas.

***La biopsia de corion tiene un porcentaje más alto de pérdida gestacional que la amniocentesis (del 1 al 2% de muerte del bebé). También hay estudios que indican que una biopsia de corion realizada antes de la semana 11 del embarazo puede conllevar defectos en las extremidades del bebé, como falta de dedos en los pies o las manos.

Hay un 1 por ciento de posibilidades de obtener un resultado positivo falso, llamado “mosaicismo placentario cerrado”, en el cual algunas de las células de la placenta analizadas contienen cromosomas anormales, pero el feto es normal. Por lo tanto, si la biopsia de corión detecta mosaicismo se recomienda hacer una amniocentesis para determinar si el bebé está realmente afectado. (Fuente: el Parto es Nuestro)***

Anuncios

63 comentarios en “El día que Martina eligió su nombre

  1. Uff qué recuerdos me trae…Maldito triple screening!!! Nos pasó igual…con bastante más espera. La probabilidad de trisomía 21, síndrome de down, era de 1/31. Vivimos en Holanda y tuvimos que pagar casi 200€ por la prueba, lo bueno es q en caso de tener alta probabilidad la prueba que te hacen es sacar ADN del bebé de mi sangre, por lo que sólo necesitamos un pinchazo de los habituales y, eso sí, esperar 10 días a la llamada. Los peores días de todo el embarazo sin duda. Me quedé con sensación de ser totalmente innecesario. Bueno…ahora estamos disfrutando de las pequeñas que es lo importante, un abrazo!

    • Mil gracias por compartir tu historia… aquí en España se están empezando a hacer también los análisis, aunque a precio de oro, claro… es injusto que sólo pueda estar al alcance de unos pocos, la verdad… Me alegra que las peques estén fenomenal! un besote enorme!

  2. Yo me hice la amniocentesis en mis dos embarazos y recuerdo lo angustiosos que fueron los días de espera hasta que nos dieron los resultados. Hay personas que prefieren no saber, yo siempre he preferido conocer (dentro de las limitaciones que te aporta esta prueba) si a mi bebé le ocurría algo.

    Un besazo.

  3. Yo no me quise hacer el triple screaning por que con 20 años era raro y ves las cosas diferentes … Pues la ginesauria se me hecho a la yugular … Y si mi nena salia con sd ? Pues la hubiese querido igual … Se llama chloe … Como el olor de hierva fresca que enteba por mi ventana cada día que pasaba dentro de mi , viviendo en un pueblo ese olor me embaucó y creo que ningún otro nombre la iría mejor … Tiene potencia sensualidad como ella que conquista con sus pedazo de ojos grandes marrones

  4. Veo que elegimos el mismo nombre por la misma razón! En mi caso, el triple screening fue bien, pese a que teníamos antecedentes en la familia y yo estaba bastante asustada con una posible amiocentesis, me dijeron q td iba bien y no merecía la pena.

    Eso si, después de una amenaza d aborto, una gripe A y una gripe normal q m tuvo 15 días en la cama, estaba claro q mi Martina era otra guerrera!! Y lo q se movía, la guerra q daba dentro y q sigue dando fuera: puro nervio!! Todo un carácter son las Martinas, a q si?

  5. En mi primer embarazo tenía polihidramnios que suele ser un indicador de que algo pasa con el feto. El ginecólogo me mandó a un especialista y descartaron que le pasaba algo a mi hijo. Nació con problemas cardiacas y le trasladaron a La Paz (me quedé ingresada en el hospital privada – esto ya es otra historia de una experiencia horrible!). Después de muchas pruebas, salió que tenía una mutación genética que forma parte de una enfermedad rara.
    Cuando me quedé embarazada con mi hija fue categorizado como embarazo de alto riesgo por la enfermedad de su hermano. Hicimos una amniocentesis sin dudarlo. Todo salió bien y si me quedo embarazada de nuevo, no lo dudaría hacerla otra vez.

    Todo el mundo dice que le dar igual si su hijo nace con SD o otra enfermedad y a mi también me daría igual. Pero lo que no sabe todo el mundo es que tener un niño enfermo es peder el niño que pensabas que ibas a tener. Es un proceso muy duro, especialmente si no lo sabes antes de nacer. Tu vida, tus sueños y tus preocupaciones cambian al instante.

  6. Cuantos recuerdos…y no buenos precisamente. ..Yo embarazada de 19 semanas,en la visita al ginecólogo,mientras me hacían la ecografia empezaron las caras de preocupación.Mi niño no estaba bien,tenía líquidos debajo de la piel…Después de llegaron 2 días de pruebas,resultados…y efectivamente el bebé estaba sufriendo.Al cuarto día desde la visita tuve que interrumpir el embarazo porque lo más probable era que no llegara a nacer…Fueron semanas horrorosas pero el destino nos puso esta vivencia en medio y había que afrontarlo.Después además nació mi segundo hijo,Alai,que es la alegría de la casa junto a su hermana.

  7. Hola Bea,

    Me imagino lo duro que tuvo que ser .. Estamos esperando nuestro segundo bebé y el lunes tenemos la eco 12 … anoche tuve un sueño horrible que nos decían que algo no iba bien … Llevo toda la mañana pff … Pero bueno solo es un mal sueño. Si el bebé es niña se llamará Martina, mi marido y yo lo tuvimos claro desde que hablamos de nombre hace un montón de años. La gente nos dice que ahora hay muchas Martinas y yo siempre les digo que estupendo, nada mejor que llenar el mundo de pequeñas guerreras 🙂

  8. Vaya Beatriz! Pero lo bueno de esto es q t hiciste fuerte y aprendiste de la situación, lo demuestra que cn Julieta no tuviste miedo, y mira q dos bombones tienes! Yo en cambio q siempre me he tenido como una todo terreno, esto de ser mami me ha demostrado q soy débil y a veces los miedos pueden conmigo. Leo nació x cesarea d urgencias por una preeclamsia grave, afortunadamente todo salió bien, pero aquello hizo q me plantease muy mucho el volver a quedarme embarazada x las posibilidades de repetición. No quería pasar 9 meses asustada x si volvía a ocurrir. Ahora estoy de 31sems y todo va bien! Tengo q esforzarme cada día x cambiar pensamientos feos y negativos por los buenos pero cada vez q noto a Eva revoloteando en mi panza se me pasa todo. La vida es esto! Aprender y seguir hacia adelante! Y oye, no lo hacemos nada mal!!!! Besos

  9. Ay Bea,yo pasé por algo parecido, solo que en mi caso la Biopsia salió mal y sí que habían varias anomalias que hicieron que el embarazo no pudiera seguir adelante. Puedo decirte que fueron los peores días de mi vida. Pocos meses después me quedé embarazada de Littlenano y cada eco era un sufrimiento…a veces cuando lo miro pienso que no era el momento y tenía que llegar más tarde…

  10. Cuando me quedé embarazada de mi hija, también Martina, tenía claro que no me haría la amniocentesis. No porque tuviera un billete de lotería que me dijera que nada le podía pasar a mi bebé, sino porque en el caso de que éste trajera una trisomía 21 ya sabía qué hacer. Mi madre tuvo a Marta, mi hermana, con 25 años, una persona totalmente sana, sin antecedentes en la familia que se encontró con un bebito down de corazón sin formar el día de dar a luz. De eso han pasado ya 30 años (Marta trabaja y se ha presentado a varias oposiciones) y es lo que más nos ha marcado como familia, sin duda, para bien. Nos ha hecho mejores en todos los sentidos. Nos ha enriquecido. Me encanta el significado del nombre de nuestras hijas pero yo no lo elegí por eso, sino porque mi hermana y yo nos inventamos un juego de palabras: Martina, de “Marta madrina”. Y es el mejor regalo que, dice, pude hacerle.

  11. Hola! Bueno, yo he de decir que todos los porcentajes me salieron muy bajos por suerte, pero en la primera iba muy muy nerviosa. Mi hermano tiene Síndrome de Down, y tengo también un primo hermano, así que bueno, dicen que es como una lotería, pero yo he comprobado que tocar, toca. Cuando me dijeron que todo estaba bien, respiré semi aliviada, ¿Por qué? Por mis circunstancias, se que un Down no es lo más grave que pueda pasarte. De hecho, es más grave que te digan que viene con Síndrome de Edwards (un cromosoma mas en el par 18) o que pases la toxoplasmosis (como mi madre pasó conmigo) o miles de cosas que sin duda te dejan intranquila hasta que das a luz. Aunque para serte sincera, si me hubiesen Dicho que venia con síndrome de Down, no sé qué hubiese hecho.

    El destino está ahí y sin duda Martina tenía que nacer sanita, guerrera y fuerte! Supongo que estos pequeños grandes sustos son los que nos hacen valorar mucho mas todo lo bueno de la vida.

    Besos!

  12. Cuando me quedé embarazada por tercera vez tenía ya 35 años y me ofrecieron la posibilidad de hacerme una amniocentesis. El triple screening daba probabilidades muy bajas, así que decidí no hacerme la prueba, puesto que era mayor el riesgo de ésta que de que hubiera un problema. Además hay que tener en cuenta que existen otros problemas que la amniocentesis no detecta, así que decidí vivir lo que me quedaba de embarazo sin obsesionerme. Lo de los partos ya es otra historia…
    Doy gracias por tener tres niños sanísimos.
    Me encanta leer tus posts, Beatriz.

  13. Martina es una guerrera nata, yo conocía el significado del nombre, pero no el de TU Martina, es muy duro, a la par que yo estaban embarazados unos compañeros que les pasó lo mismo, pero ellos se hicieron un análisis como cuenta Isuka en el primer comentario, que en España antes no se hacía, y ahora creo, por lo que me he informado que tampoco, y cuesta pasta, pero no es invasivo.
    Un besazo gigante y estoy deseando que nos veamos.
    Muuuak

  14. Cuando estaba embarazada de mi primera hija, el médico me dijo que tenía que hacerme el triple screaning. A la pregunta de ¿qué es eso? el ginecólogo me dijo (palabras textuales): “es una prueba para saber si el bebé tiene mongolismo”. Y mi respuesta fue: “pues no me la quiero hacer, lo voy a querer igual”
    Así que yo nunca me he hecho esa prueba, y me parece una de las mejores decisiones que he hecho en mi vida. Aunque se lo aconsejado a gente, nadie me ha hecho caso, y han pasado sufrimientos por un terrible porcentaje.

  15. Tu historia me ha hecho recordar la mía y lo mal que lo pasé hasta que di a luz a Jimena. Mi probabilidad era un poco más alta 1/280 y, en teoría, estaba en el rango de bajo riesgo pero a la matrona no le convencieron los resultados y me enviaron de nuevo al ginecólogo que me explicó que, como el corte estaba en 1/270, no entraba en el riesgo y me había salido ese porcentaje porque las medidas del pliegue nucal eran más grandes de lo habitual. Pero claro, yo que algo había retenido de probabilidades en el instituto, tenía muy claro que no era lo mismo tener una probabilidad entre 280 que una entre mil o diez mil como les había salido a amigas o compañeras de trabajo. Así que viví unos días de mucha angustia, me ponía a llorar cuando lo recordaba, acudí a un ginecólogo privado para que hiciese una nueva valoración y, aunque en las siguientes ecografías parecía estar todo bien, no me quedé tranquila hasta que nació y pude comprobar que estaba sana (en el parto también tuve una pequeña complicación porque le bajaron las constantes vitales al ponerme la epidural). También, he de decir que trabajo con personas con discapacidad intelectual y supongo que esto influyó para que me preocupase al vivir tantos casos de cerca y me ocupase de saber más. Aunque también es cierto que luego pueden tener u ocurrir muchísimas cosas que es imposible detectar en los embarazos por lo que está muy bien cerrar ciclos y vivencias para seguir disfrutando de la vida y de nuestros hijos.

    Un abrazo

  16. Que duro tiene que ser sentir que todo puede cambiar de un día a otro….
    Con Salva todo fue genial. Todas las pruebas muy bien… Pero con Irene en la semana 11 fui a urgencias por un sangrado, y la gine que me vio me dijo que me tenían que hacer una citología porque tenía un “útero típico de papiloma”… me hicieron la citología al par de días, los resultados negativos, pero esos días fueron muy difíciles, la niña estaba bien, pero pensar que estaba gestando con un cáncer de útero te vuelve loca la cabeza. Tenía claro que no quería abortar, lo cual significaba empezar el tratamiento una vez nacida la niña, y si ya era demasiado tarde? Y que pasaría con mis hijos sin mí? Yo creo que a las mujeres en el . momento de ser madres se nos activa un chip de supervivencia pero solo por los niños, no me.importaba lo que podía pasar conmigo, sino que consecuencia traería eso en la.vida de mis pequeños. Afortunadamente hemos sido bendecidas Beatriz, Martina es sana y yo… tengo guerra para rato! 😊😊😊😊

    • Qué terrible, Alicia… no me quiero ni imaginar por lo que pasaste… la maternidad definitivamente nos hace vivir momentos muy intensos y aprender de ellos. Irene y Salva tienen una gran mamá! gracias por compartir tu historia, preciosa! un besote enorme

  17. Hola Beatriz! Hace tiempo que sigo tu perfil, y me encanta todo lo q compartes, tu reto sobre los cuentos y tu andadura en mamaproof me tiene enganchada! 😜 y hoy al compartir tu historia me doy cuenta que tb compartimos historia!
    A mi tb me detectaron un pliegue nucal aumentado… Me suena un 3,9mm y 1/50 de probabilidad! Fue super duro ese dia, no solo por la horrible noticia, si no por la forma que me trató la ginecóloga…me sentí como parte de un protocolo, con 0 sensibilidad, y como una secuencia de cosas q habia q hacer, entre ellas, la biopsia corial!! Al salir de la clinica Sanitas La Moraleja, nos informamos sobre la biopsia, y decidimos ni hacer eso ni amniocentesis ni nada! Teniamos claro que fuera como fuera, no nos íbamos a dejar llevar por unas simples pruebas y probabilidades! Leímos muchos testimonios de personas q con parecidos pronósticos, no se habian cumplido. Eso y nuestra FE, nos ayudaron a tirar pa delante con todo, y disfrutar del embarazo! Hoy en dia tenemos un niño precioso de 19 meses, se llama Samuel, que significa, Dios ha escuchado, y asi fue, Dios escuchó nuestra oración y nos dio un hijo que es una Gran Bendición en nuestras vidas!!
    Me alegro de q hayas compartido tu historia, sobre todo, porq se demuestra una vez mas, que la medicina a veces puede fallar, pero el amor y la lucha de una madre por apostar por la vida de su bebé, no falla y recibe recompensa SIEMPRE!!
    Un besito para ti y para esa guerrera preciosa!

  18. Ha sido leerte y leer mi historia.
    Fue hace 5 años, con mi primer hijo, Arturo. En mi caso, en la consulta comenté que me dejaran 24 horas para pensármelo, lo consulté con tres personas, mi marido, mi matrona y un médico cercano a la familia. Tres visiones completamente diferentes, pero todas ellas desde el respeto hacía el bebé y hacía mí.
    Jamás olvidaré ese desayuno con mi marido, en ese momento me reenamoré y confirmé por qué lo había elegido como mi compañero de vida y como padre…
    Decidimos ho hacernos la prueba, no “invadir” el espacio donde crecía nuestro bebé, decidimos seguir creciendo hasta recibirlo y aceptarlo tal y como era, al fin y al cabo, es el mundo en el que vivimos, no somos iguales, las diferencias, sean cuales sean, conviven en nuestro día a día.
    Finalmente me gustaría compartir lo que la matrona me trasladó, se sentó a mi lado, me cogió la mano dulcemente y con la otra tomó una regla…me mostró toooodas las rallitas que formabana aquella regla y me dijo que tantas rallitas eran las preocupaciones y alegrías que tendría con mi pequeño y que todas ellas formaban la historia de nuestras vidas como madre e hijo, esa rallita era una de las primeras preocupaciones que ya empecé a experimentar como mamá.

    • Qué historia tan preciosa, Bea! y qué buena decisión la de esperar, tomarte tu tiempo, reflexionar… a veces los médicos nos imponen sus ritmos, y no hay ningún motivo para tanta prisa. Me encanta la historia de tu matrona, y me alegra infinito que dieras con ella.
      Mil gracias por compartir, un abrazo enorme!!

  19. Pues a mi no me pasó con la prueba de embarazo pero a los meses de nacido a mi hijo Anthony una doctora le sintió un soplo en el corazón y el mundo se me vino encima. Yo apenas sabia lo q era un soplo pero mi madre tiene una enfermedad crónica en su corazón y pensé q mi hijo había heredado todo eso. Mil preguntas me vinieron a la cabeza sobre todo : Como ningún doctor se ha dado cuenta de eso antes?! En fin tuvimos q sacar cita con un cardiólogo y esperar una semana de pura angustia y yo no paraba de llorar pensando en q algo malo le iba a pasar a mi bebe. El cardiólogo nos explico todo muy detallado y luego de electrocardiogramas, ultrasonidos etc nos dio cita para dentro de 3 meses asegurando q no era nada por lo q preocuparse. Pasamos todos las consultas y aunque ya el soplo no esta yo algunas veces sigo con la duda y trato de sacar esos pensamientos de mi mente pero el miedo sigue un poco ahí. No le deseo eso a nadie. Salud, fuerza, alegría y amor para nuestros peques.

    • Desde el minuto en el que vemos el positivo en la prueba de embarazo, nos preocupamos por ellos, verdad? todo lo que queremos es que siempre estén bien, y no podemos controlarlo! Me alegra que tu peque no tenga nada grave. Mil gracias por compartir tu historia… un abrazo enorme!

  20. Hola Bea,

    Creo que comprendo bastante bien el sufrimiento al que te enfrentaste esos días. Quizá no por el mismo tema, más bien por otro. Aunque muy dificil también. Y sigo pensando en ello a menudo. Pero, ahora, ahora que tenemos las dos en este mundo a nuestras princesas y además tenemos la suerte de tenerlas sanas, hemos de disfrutar de ellas.

    Un beso grande desde Deutschland*

  21. Hola Bea,como bien sabes Rodrigo nació con Síndrome de Down,yo tenía 34 años,tuve un embarazo estupendo,sin riesgo ninguno de que naciera con un cromosoma de más.Todo fue sorpresa al nacer,te puedo decir que fue un golpe y en el que te haces una y mil preguntas pero ese dolor me duró poco cuando enseguida lo tuve en mis brazos y me dije,”es mi niño,esta sano”y eso es lo más válido.
    Tengan nuestros hijos o no un cromosoma de más no es determinante para seguir hacia adelante.El síndrome de down no es una enfermedad,son personas como todas simplemente que necesitan más apoyos,¡cómo yo suelo decir,van poquito a poco!.Rodrigo,gracias a Dios,esta sano,es fuerte y se desenvuelve como cualquier niño de su edad,va a su guardería y dos veces en semana a atención temprana,donde trabaja con un fisioterapeuta y psicóloga.Por lo demás es un campeón!!

    Ahora voy a ser mamá de nuevo y por el simple hecho de tener a Rodrigo,me aconsejaron hacerme la biopsia corial y la verdad todo va fabulosamente y pronto tendremos a Alonso con nosotros 🙂

    Tienes dos niñas preciosas Bea,un abrazo fuerte familia!!

    Loreto
    mi nube celeste

    • Loreto, tu historia es súper inspiradora, de verdad. Sé que Rodrigo es un niño estupendo por que su madre lo es!
      Tengo claro que Martina hubiera sido igual de maravillosa con un cromosoma 21 de más, y en ningún momento el post ha sido un “menos mal que todo fue bien…” si no más bien un “si hubiera sabido la angustia, no me hubiera hecho ninguna prueba”, tal y como hice con Julieta.
      Alonso va a llegar a completar la familia, y Rodrigo va a ser un súper hermano mayor, seguro! un besote enorme!!

  22. A mi también me pasó algo parecido.
    Me hicieron un análisis de sangre y ahí el médico me dijo que tenía posibilidades de lo mismo que tu. Yo no entendía mucho, solo pensaba en que mi bebé estuviera bien ahí dentro.
    Nos habló de la amniocentesis, pero había tenido un par de sustos y la verdad es que no me gustaba la idea. Entonces nos habló de una prueba, algo nueva en España, que ya se practica en muchos países europeos desde hace tiempo. Y era simplemente con sacarme sangre. Ahí mirarían tanto mi sangre como la de mi bebé y ahí sabrían si todo iba bien o no. Indoloro, rápido y sin problemas aparte.
    Fueron las semanas más largas de mi vida. Pero cuando me llamaron y me dijeron que todo estaba bien y que era una niña. Supe su nombre: Carlota (viene del germano, Carlos y significa: Mujer fuerte)

    Saludos

    • Conozco a varias mamás que han optado por esa prueba, que parece muy fiable por lo poco que sé. En 2010 no existía esa opción, o al menos no me lo comentaron… la hubiera escogido sin ninguna duda! mil gracias por compartir tu historia… un besote enorme!

  23. Qué de recuerdos… Y tan recientes que todavía duelen.
    Después de tres años de lucha para conseguir quedarnos embarazados, empezó la lucha de nuestra peque, que nos superó con creces en valentía.
    Primero varias amenazas de aborto por culpa de un hematoma, después el riesgo alto de SD con el triple screening y la decisión de hacer la amniocentesis, la más dura que he tomado en mi vida, mi intuición como madre me decía que todo iba bien, que a mi bebé no le pasaba nada, pero al mismo tiempo me daba miedo que fuesen las ganas tremendas que tenía de ser madre las que me estuviesen engañando. Una vez tomada la decisión, recuerdo esa terrible sensación de estar invadiendo la burbuja de amor infinito en que flotaba mi pequeña, se supone que era su madre y tenía que protegerla de todo lo malo. Me sentía culpable por ponerle en peligro y pinchar esa burbuja cálida y perfecta, solo por salir de dudas, por no vivir con esa angustia hasta el final del embarazo, me sentía tan egoísta…
    La prueba salió bien y pensé que ya solo me quedaba disfrutar y ver crecer esa tripota que tanto había luchado por tener, pero en la semana 26 empezaron las tensiones altas… bueno no pasa nada, no es alarmante de momento. Y en la semana 27+5 ingresé en La Paz porque las tensiones se dispararon y ya intuía que aquello no iba bien. Solo un día después me dijeron las tres palabras más duras que he oído en mi vida: “hay que sacarla”. ¿Cómo es posible? ¿Ahora? ¿Ya?
    Mi pequeña había dejado de crecer y estaba sufriendo. Exactamente el día que cumplía las 28 semanas me hicieron una cesárea de urgencia y nació ella… Mi luchadora. Yo le hablé momentos antes de la operación y le dije que me perdonase por no poder seguir cuidándola y protegiéndola como debía haber sido, que a partir de ese momento nos teníamos que separar, que no podíamos seguir juntas y que debía ser fuerte, y valiente, y luchar y luchar y luchar… Y qué obediente fue mi niña, nació llorando como una campeona con sus 780 gr y 32 cm y desde ese momento no dejó de pelear por vivir, por quedarse a nuestro lado.
    No puedo estar más orgullosa de mi pequeña luchadora, que hoy es una niña perfecta de 7 meses, sin ninguna secuela que nos regala sonrisas cada día, ella no se llama Martina, pero podría.
    Es nuestro pequeño milagro.

  24. Gracias por compartir tu historia… es muy duro pasar por algo asi…Nosotros ya de novios dijimos que si teníamos una niña se llamaría Martina…nos encantaba pero ahora se que no podría tener otro nombre mejor…que ella también lo eligió y nos eligió a nosotros para ser sus papás…En la semana 20 nosotros íbamos a consulta con la idea de que nos confirmarían si sería niña o niño…no pensábamos que nada pudiera ir mal…pero después de que la ginecóloga se callara mientras nos hacía la eco supimos que algo no iba bien… tiene un problema de corazón nos dijo, después de un rato que se nos hizo eterno…hay que operar en cuanto nazca…imagínate…el mundo se nos hizo pedazos, lloros, dudas, preguntas…fuimos a la seguridad social a confirmarlo… nos hablaron de aborto, de estado vegetativo… Seguimos nuestro instinto y continuamos nuestras revisiones por lo privado…nos recomendaron hacernos la amniocentesis, porque podría ser down, pero había mil síndromes mas que podía tener y a cada cual mas terrible…las siguientes 20 semanas fueron largas, con muchas pruebas y mucho miedo…mientras estuviera en mi interior la niña estaba bien, el problema venia al nacer…fue un parto largo, y cuando salió la cardióloga me regalo cinco segundos de tenerla encima de mi…siempre estaré agradecida por esos segundos…inmediatamente después se la llevaron a la uci…fue operada a corazón abierto durante 8 horas a los siete días de vida…y fueron las semanas mas duras por las que hemos pasado mi marido y yo… Martina es una campeona, nuestra luchadora y nuestra guerrera, que salió victoriosa y aunque las revisiones serán de por vida, es nuestro mayor regalo…

  25. Bea, cuando nace una vida en nosotras empezamos a sufrir y me temo que va para largo… En mi caso en el segundo embarazo, a las 12 semanas cuando fui a la ecografía me dijeron que el corazón no le latía. Me quedé en shock, fue uno de los peores momentos de mi vida y el legrado posterior me dejó un vacío y una tristeza enormes. Continuamos buscando pero Enzo se hizo esperar, tardé más de un año en volver a quedarme embarazada. Pero ahora tengo mis dos solecitos y ya sólo es un mal recuerdo.

  26. Hola Bea, gracias por compartir tu historia, me he sentido muy identificada… En nuestro segundo embarazo pasamos por la mama situación, y lo recuerdo como la situación más angustiosa de toda mi vida… nosotros sí optamos por la amnio ya que el riesgo era bastante alto y necesitaba saber a que atenerme… fueron semanas de incertidumbre y angustia, pero finalmente nos dijeron que todo iba bien, estábamos casi en la semana 18. Me centre en disfrutar del embarazo y todo iba aparentemente normal hasta la semana 30… cuando una amenaza de parto prematuro me tuvo ingresada y en reposo absoluto, volvieron el miedo, la preocupación y la angustia, pero lograron controlar la situación y el embarazo llegó a término, nació Eric, fuerte y sano, y así fue los primeros 3 años, cuando poco antes de su cumpleaños le diagnosticaron diabetes tipo 1, y desde entonces estamos luchando contra esta silenciosa pero dañina enfermedad. Lo único que tengo claro es que mi pequeño puedo con esto y con cualquier bache que le surja, nos ha demostrado con creces que podrá caer mil veces pero siempre se levantará.
    Un abrazo enorme para tu pequeña guerrera y para unos padres siempre luchadores

  27. Gracias por compartir tu historia porque me hace plantearme la de veces que falla el pliegue nucal y otras pruebas que nos hacen! Mi primer ” susto” entre comillas me lo lleve en la primera ecograifa , con solo 7 semanas me dijeron que eran 2, estuve una semana entera en estado de shock porque era lo ultimo que me imaginaba, ser madre primeriza de dos!!!!!!!! pero fue un susto bueno! El malo vino en la siguiente ecografia , con 12 semanas, los dos pliegues salian mal…..y hace casi 10 años la unica opcion que me daban era la amniocentesis que al ser dos no la recomendaban mucho porque tenia mas riesgos, repetimos ecografia, y cada uno nos dijo una cosa, la segunda eco nos decia que estaba bien, pase unos dias encerrada en casa , venga a llorar, no queria hablar con nadie ni nada! Hice caso a la segunda eco y no quise pensar más en ello, pero el run run lo tuve todo el embarazo y si mis dos niñas nacían mal ??????? Creo que ese run run no me dejo disfrutar a tope del embarazo!!!!!! Cuando nacieron se las llevaron a la incubadora y no las pude ver casi y lo primer que pregunte es si estaban bien ?????? Y si estaban bien! Nacieron 4 semanas antes de tiempo y con transfusion feto gemelar, pero los cromosomas fueron los ” normales” pasaron dos semanas en la unidad de neonatos, que fueron duras, por no poder estar con ellas, por eso ahora las disfruta tanto tanto tanto!!!!!!!! Ahora ya tengo dos señoritas de 9 años que son lo mejor de mi vida! Ser madre te enseña lo que es el

  28. Que cosa extraño. La misma cosa experimente yo hace casi un año. Es difícil explicarlo que paso en español, especialmente con mi niña preciosa en el brazo pero me reconozco (se dice así ?)mucho en tu historia.

  29. En mi casobla probabilidad nos dio 1/7, altísima!!! Menos mal que todo quedó en un susto, y que mi niña estaba perfectamente, pero lo pasé fatal!!!

  30. Pingback: El café de los viernes: terapia de madres - Oh my mum!

  31. Hola Beatriz!! Menuda historia, me alegro que todo terminara bien…pero esos días me imagino como fueron.
    El sufrimiento por un hijo empieza desde el minuto 1 después de conocer que estás embarazada…Yo recuerdo con angustia también esa prueba con mi primer hijo…que buscaba información por todos los lados….yo tuve mi primer embarazo muy revuelto..con vomitos los 9 meses, visitas a urgencias porque no paraba de vomitar y a punto de la deshidratación y que no podía ni comer y la angustia de que me hijo no se estuviera alimentando..pero no..se alimentaba estupendamente…vamos que peso al nacer 3,450gr….
    Hace 3 meses viví la peor experiencia de mi vida…tuve un aborto y ha sido una sensación de vacío…ahora lo estoy contando por primera vez…no lo sabe casi nadie…pero es que no he tenido las suficientes fuerzas para hablar de ello….
    Gracias por contarnos tu historia Beatriz y lo reguapa que es Martina.
    Pd. que pena que no viniste el sabado al encuentro de blogueras de hello blogging! tenia ganas de conocerte.
    Bss

  32. Hola Bea,
    Yo fui a la eco de las 12 semanas super angustiada, todos salió fenómenal.
    A mi me costó 3 años quedarme embarazada y después de 4 in-vítro a llegó Julieta. Yo tuve pérdidas antes de saber que estaba embarazada, es mas ya manchaba antes de hacerme la beta (protocolo de la in- vítro). Mi primer trimestre fue de reposo absoluto en las que yo puse la mente en blanco y me centraba en mis nauseas y en pasar el día a dia. Tardamos en elegir el nombre pero yo quería un nombre con significado y Julieta lo tenía (fuerte de raíz).
    Yo tenía claro que si el porcentaje hubiera salido bajo, me hubiera hecho las pruebas. Creo que es una decisión personal y que cada una sabemos lo fuerte o débiles que somos para poder vivir con o sin información.
    De ti leí una vez que lejos de juzgarnos o justificarnos las madres nos tenemos que apoyar y creo que es lo mejor que he leído de todo lo que me informe y ojee sobre la maternidad.
    Un abrazo a ti y a todas las que han comentado por sus historias son amor.

  33. Acabo de descubrir tu blog y me he sentido tan identificada con tu experiencia…la leí con lágrimas en los ojos recordando que en el embarazo de mi segunda hija, que ahora tiene un año, me paso lo mismo con el famoso triple screening. Decidimos hacer la prueba de adn fetal en sangre y después de esperar unos cuantos angustiosos días, recuerdo los nervios de ir a recoger el resultado. Nos enteramos de que era una niña y que estaba sana…ya teníamos casi decidido el nombre, pero después de eso y de conocer el significado, ya no había otro…también se llama Martina! 🙂 Gracias por compartir tu historia, y ya tienes otra seguidora!

  34. Uff… Sólo puedo imaginarme lo mal que lo debiste de pasar en esos momentos…
    ¿Y al final te hiciste alguna prueba? ¿La biopsia, el triple screening, amniocentesis?
    Mi marido y yo (que empezaremos a buscar cuando yo también tenga 26 años) hemos hablado mucho sobre esto, y creo que, me digan lo que me digan, por muy altas que sean las probabilidades de que tenga algún defecto, no me haré ninguna prueba, porque no creo que fuese capaz de abortar si me dijesen que el bebé viene mal… Así que ¿para qué sufrir? ¿para qué dañar al feto?
    A mi hermana con su primer hijo también le dijeron que por el pliegue nucal y la cabeza grande tenía probabilidades de tener Síndrome de Down, pero tampoco se hizo ninguna prueba y el enano está perfecto ¡Como tu Martina! (y a mi tía, con una amniocentesis le diagnosticaron trisonomía 21, y al nacer, se confirmó que el diagnóstico había sido erróneo!)
    Un besito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s